El expresident de la Generalitat Carles Puigdemont y el exconseller Toni Comín se han estrenado como eurodiputados. Ambos políticos independentistas han ocupado por primera vez sus escaños en la sesión plenaria del Parlamento Europeo en Estrasburgo. Desde allí, Puigdemont ha insistido en que la UE debe "dejar de mirar hacia otro lado" y le ha pedido que "se involucre" en la crisis catalana.

"Hoy estamos aquí para acreditar que [la crisis catalana] es un asunto europeo y que ha impactado de lleno en los fundamentos de la construcción europea", ha subrayado Puigdemont ante la prensa. El eurodiputado de JxCat ha dicho que "si la UE fuera verdaderamente un espacio de unión, derechos y libertades", el líder de ERC, Oriol Junqueras -a quien la Eurocámara retiró su condición de diputado-, les acompañaría, "porque tiene los mismos derechos que nosotros".

Además, ha mostrado su confianza en que los eurodiputados socialistas voten en contra de una potencial recomendación para retirarles la inmunidad parlamentaria, tanto a él como al exconseller Toni Comín. "Estoy convencido de que van a hacer caso a su jefe de filas, que de forma solemne en la investidura, y así obtuvo la mayoría, se comprometió a desjudicializar la política", ha afirmado.

"El suplicatorio es una consecuencia directa de la judicialización de la política", ha explicado: "Estoy convencido de que serán coherentes y que esta consecuencia de la judicialización de la política no la van a apoyar. Si hay un tiempo nuevo, en el Gobierno español eso se va a demostrar", ha añadido.

 

Durante el pleno, el presidente de la Eurocámara, David Sassoli, ha dicho que, tras la sentencias del tribunal europeo que avaló la condición de Oriol Junqueras como eurodiputado, tanto él como Puigdemont y Comín se convirtieron en miembros de la cámara, con efecto del 2 de julio de 2019.

Sin embargo, ha indicado que, tras la decisión de la Junta Electoral Central y del Supremo, Junqueras dejó de serlo con efecto del 3 de enero de 2020, fecha en la que la JEC rechazó otorgarle la credencial.

Al mencionar a Junqueras, Puigdemont ha mostrado una pancarta con la foto del líder de ERC para reclamar su libertad. Tanto él como Comín sí están considerados miembros de pleno derecho de la Eurocámara y Sassoli ha confirmado que, de momento, figuran entre los parlamentarios no adscritos a ningún grupo.

Torra viaja a Estrasburgo

Puigdemont y Comín han estado arropados por un centenar de manifestantes independentistas desplazados hasta Estrasburgo. Entre ellos estaba el president de la Generalitat, Quim Torra, que ha explicado su presencia en la sede de la Eurocámara para darles su apoyo.

"Dos eurodiputados que durante seis meses se han visto privados de su condición y sus derechos como eurodiputados y, por tanto, con ellos, los millones de votos que representaban y que no han tenido voz en la cámara", ha denunciado.

"Hoy, todos esos catalanes que no se sentían representados entran también en la cámara", ha celebrado. "Por eso estamos aquí el Gobierno de Cataluña, para reconocer que miles de catalanes vuelven a tener voz en el Parlamento de Europa, que sentimos tan propio como el Parlament de Cataluña", ha agregado.

Torra ha calificado la ocasión como un día "de celebración y de gran alegría, pero también de reivindicación". En este sentido, ha incidido en que "falta Junqueras". "Haremos todo lo que podamos para que él entre también aquí", ha afirmado sobre el líder de ERC, a quien la Eurocámara ha retirado la consideración de eurodiputado, asumiendo así la posición del Tribunal Supremo español.

También han acompañado a Torra en la concentración el conseller de Interior, Miquel Buch; la portavoz en el Congreso de Junts, Laura Borrás; el parlamentario autonómico Albert Batet y la dirigente nacionalista Elsa Artadi.

El Supremo envía el suplicatorio a la Eurocámara

El pasado viernes, el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena rechazó revocar las euroórdenes contra Puigdemont y Comín, y pidió al Parlamento Europeo que suspendiese su inmunidad como eurodiputados para poder proceder a su entrega.

Este lunes, siguiendo el trámite habitual, el presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, ha remitido al del Parlamento Europeo, David Maria Sassoli, la solicitud del juez Llarena. El Parlamento Europeo, de momento, esperará a estudiarla en detalle antes de tramitarla.

Mientras no se conceda ese suplicatorio, las euroórdenes quedan de facto congeladas, ya que no podrán aplicarse fuera de España. Es por ello que ambos europarlamentarios han podido acudir a Estrasburgo para ejercer sus funciones en el pleno de la Eurocámara.