El entonces número dos del mayor Trapero, el comisario Ferrán López, ha asegurado que Puigdemont les dijo durante una reunión a finales de septiembre que si se producía ese escenario de violencia que la policía preveía el día 1-O, "él, en aquel momento, declararía la independencia".

"Recuerdo perfectamente que lo dijo; creo que es una frase que todos recordamos porque es difícil de olvidar", ha afirmado, tras lo cual ha remarcado que Junqueras y Forn no discreparon de su entonces jefe: "La postura de los tres era homogénea y monolítica" y "no había divergencias" ya que el 1-O "era un compromiso que tenían".

Al igual que ya han hecho otros testigos del juicio, como el propio Trapero o los comisarios Manel Castellví y Emili Quevedo, también presentes en la reunión del día 28, López ha asegurado que en ese encuentro los mandos de los Mossos expresaron su "preocupación" por el "clima de tensión" en la sociedad catalana y avisaron de que podía derivar en "desórdenes públicos" el día del referéndum.

"En términos forestales, si hay mucha temperatura, poca humedad y fuerte viento, se producen incendios. Esta era una situación de más que riesgo de incendio. De una forma o de otra era seguro que iba a haber incidentes el día 1", ha subrayado.

Puigdemont dijo que si había violencia el 1-O, en ese momento declaraba la independencia

López ha relatado también que Puigdemont les dejó claro "un mandato" y que seguirían adelante con el referéndum, desoyendo las recomendaciones de los Mossos para desconvocar el 1-O ya que "era evidente que de una forma u otra iba a haber incidentes".

Durante su comparecencia, López también ha revelado que esa misma noche informó del desarrollo de la reunión con Puigdemont, Junqueras y Forn al que entonces era el coordinador del dispositivo policial del 1-O, el coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos.