La posibilidad de realizarse de test de antígenos en las farmacias de Madrid está muy cerca, aunque no podrá acceder toda la población. Este martes, según ha anunciado el vicepresidente regional, Ignacio Aguado, el Gobierno ha aceptado la petición de la Comunidad presidida por Díaz Ayuso para "incorporar a la red de farmacias regional la estrategia de diagnóstico precoz" del coronavirus.

Esto significa que "la Comunidad de Madrid, a través de su Dirección General de Salud Pública, podrá utilizar la red de farmacias para seguir haciendo cribados masivos". Por tanto, los ciudadanos no podrán acercarse a estos establecimientos para realizarse un test libremente si no han sido llamados para participar en una de estas campañas de testeo masivo.

Aunque ambos ejecutivos cerrarán el protocolo para la realización de las pruebas en reuniones previstas para los próximos días, según fuentes de la Presidencia a laSexta, sí ha trascendido que solo se podrán realizar en zonas con alta incidencia de la pandemia. Sobre la fecha en la que se empezarán a realizar estos test, Aguado ha asegurado que "en los próximos días" esperan "empezar a contar con farmacias".

De hecho, este mismo miércoles, fuentes de Sanidad a laSexta confirman que están pendientes de que Madrid pase la información que se ha solicitado de cómo hacerlo: "Tiene que especificar cómo lo van a hacer porque sigue preocupando la seguridad: cómo se va a aislar a los que den positivo, qué hacer con los residuo", apuntan.

Una vez que obtenga el visto bueno al protocolo de actuación, Madrid podrá "realizar cribados masivos en poblaciones de una alta incidencia acumulada contando además con toda esta red de farmacias", como aseguraba este martes el vicepresidente Ignacio Aguado.

Atendiendo a estos criterios, hay varias zonas básicas de salud de la Comunidad de Madrid que podrían empezar a realizar estos cribados a través de las farmacias por su alta incidencia de casos de coronavirus a fecha del 15 de diciembre. La Moraleja, que presenta una tasa a 14 días de 336 casos por cada 100.000 habitantes, la zona de Andrés Mellado con una incidencia de 479 o la zona de Segre con 354.

También presentan altos índices Aravaca con 363, la zona de Ibiza con 308, Sanchinarro con 396 o Torrelodones con una incidencia de 320. En cualquier caso, Aguado ha señalado que "el umbral" para decidir qué poblaciones estarán sometidas a estos cribados "lo fijará la Comunidad de Madrid".

Pero Madrid quiere ir un paso más allá y su vicepresidente Aguado ha anunciado que va a trasladar al ministro de Sanidad la petición para que "los ciudadanos que libremente quieran realizarse un test en las farmacias puedan hacerlo". "No nos conformamos con que Salud Pública pueda realizar la red de farmacias. Ese es el punto que queda pendiente", ha señalado.

Así son los test que ofrecerán las farmacias

Los test que se quieren realizar en farmacias son de antígenos, unas pruebas que han supuesto una revolución por la velocidad con la que se puede conseguir un resultado: apenas 15 minutos, facilitando cortar la cadena de transmisión del virus mucho antes.

En concreto, lo que detecta esta prueba (también a través de las mucosas nasofaríngeas) son los antígenos, unas proteínas del virus. Su fiabilidad es muy alta -entre el 87 y el 97%- y son más asequibles. Sin embargo, los expertos advierten de que son especialmente fiables en casos con síntomas y no tanto para el cribado masivo para detectar asintomáticos.

La realización de estas pruebas en farmacias ya se practica en Francia. El Ejecutivo español ha exigido que las farmacias utilicen horarios determinados o corredores seguros para que los posibles contagiados puedan acudir a testarse sin peligro de infectar a otros clientes.