El Consejo de Ministros no va a estudiar este martes el anteproyecto de la ley de familias, impulsado por el Ministerio presidido por Ione Belarra, después de que el "ala socialista" del Ejecutivo haya decidido retrasar esta aprobación, según explican fuentes de Derechos Sociales.

El Ministerio de Presidencia habría informado a Derechos Sociales a última hora de la noche del lunes que finalmente la ley no se aprobará en la reunión, en contra de lo inicialmente anunciado. Apenas unas horas antes, desde las redes sociales de Unidas Podemos celebraban que con esta ley, "fruto de un proceso de negociación y trabajo" se iba a dar "cumplimiento a uno de los puntos importantes del acuerdo de Gobierno". Es por eso que su retraso, tensa la relación entre socios.

Fuentes de Moncloa explican a laSexta que la ley no va este martes "por cuestiones técnicas". Afirman que el texto está con alegaciones de ministerios y que aun hay que armar bien la ley.

Desde Derechos Sociales ha mostrado su preocupación por "los constantes retrasos a esta norma por parte del ala socialista", ya que considera que se trata de una legislación "muy urgente para las familias españolas, que actualmente no reciben todo el apoyo que necesitan ni a la conciliación, ni a la crianza".

El anteproyecto elaborado por el departamento de Belarra crea nuevos permisos para facilitar el cuidado de niños y familiares, amplía las ayudas a familias monomarentales que serán reconocidas como numerosas cuando tengan dos hijos y avanzará en la equiparación de derechos de todos los tipos de familias.

Las fuentes del Ministerio recuerdan que la ley ha pasado ya por todos los trámites formales previos al Consejo de Ministros, es un hito del plan de recuperación y forma parte del acuerdo de presupuestos para el año 2023.

Lo que propone la ley

El anteproyecto de Belarra, que finalmente ha salido del orden del día del Consejo, se estaba negociando hasta última hora y tenía previsto incluir un permiso retribuido de cinco días al año para atender a un familiar hasta segundo grado o un conviviente.

También un nuevo permiso para padres y madres de ocho semanas para disfrutarse de forma continua o discontinua hasta que el menor cumpla ocho años.

El texto reconoce jurídicamente los distintos tipos de familias, amplía los permisos para cuidados de los trabajadores y las prestaciones para familias, otorgando a las familias monomarentales con dos hijos la protección que hasta ahora se reservaba a las numerosas.

Además, ek anteproyecto incorpora la ampliación de la renta crianza de 100 euros al mes por cada menor de tres años a cargo, que hasta ahora solo percibían las madres trabajadoras, para aquellas que están en paro o que hayan estado en la Seguridad Social al menos 30 días.

También recoge el derecho a la atención temprana para menores de 6 años con trastorno de desarrollo y un registro de parejas de hecho que tendrán derecho a los distintos permisos.