El PSOE ha cambiado de idea y ha votado en contra de la proposición no de ley promovida por Unidas Podemos, Esquerra Republicana y EH Bildu para que España regrese a su postura inicial sobre el conflicto entre Marruecos y el Sáhara Occidental. Finalmente, ha salido adelante con con 161 votos a favor, 115 en contra y 58 abstenciones.

Fuentes socialistas reconocen que coinciden "con la parte dispositiva" que recoge "el discurso de la ONU", pero han tomado la determinación de votar en contra por el último discurso de Unidas Podemos.

A favor, han votado Unidas Podemos, Esquerra Republicana, EH Bildu, Partido Popular, Junts per Catalunya, PNV, Más País, Compromís, la CUP, UPN, Coalición Canaria, Nueva Canarias, Teruel Existe, BNG y PRC. Mientras que Vox y Ciudadanos han optado por la abstención.

En contra solo han votado los diputados del PSOE, excepto Beatriz Carrillo, que ha votado 'sí' por equivocación.

Así, la Cámara Baja ha ratificado su apoyo a las resoluciones de la ONU y a la Misión de las Naciones Unidas para el referéndum en el Sahara Occidental.

Odón Elorza, que ha votado en contra de la moción, ha intentado tomar la palabra para explicar el sentido de su voto, pero Meritxell Batet se lo ha denegado, argumentado que eso es algo que corresponde a los grupos.

En las últimas semanas, se ha pronunciado en contra de la postura del PSOE respecto al Sáhara Occidental. Ya advirtió de que le costará aceptar "de modo sumiso" el cambio de postura". "A algunos socialistas nos costará cambiar el paso y aceptar de modo sumiso esta cesión a las pretensiones de Marruecos tras su conocida presión y su juego sucio. El PSOE no es un ejército ni una confesión religiosa movida por la fe", decía en un artículo publicado en 'Infolibre'.

En un principio, el pasado martes, el PSOE se mostró dispuesto a apoyar la iniciativa, a favor de un referéndum en el Sáhara Occidental, pero lo condicionaron a que los grupos no aceptasen añadidos como los que planteaba el PNV, que proponía incluir una condena expresa del cambio de posición del Ejecutivo.

Finalmente, los socialistas han cambiado de postura tras las declaraciones en las que Gerardo Pisarello afirmó que los saharauis se enfrentan "a un dolor antiguo y tan duro como el de las familias ucranianas que están padeciendo esta guerra abominable". A juicio del PSOE, el diputado de En Comú Podem se pronunció este miércoles de manera "muy agresiva" y "atacó al Gobierno, comparando la situación del Sáhara con Ucrania". Consideran que la formación morada se ha pasado de frenada con estas palabras.

Para Podemos, esto es solo "una excusa" porque el PSOE "no había dicho que votaría 'sí'". A su juicio, no es que los socialistas discrepen con sus socios de Gobierno, sino que lo hacen "con buena parte de sus bases".