Los dos partidos del Gobierno, el PSOE y Unidas Podemos, han registrado este miércoles una proposición de ley para que un Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) con el mandato caducado no pueda realizar nombramientos de jueces.

Según ha podido saber laSexta, esta proposición de ley se debatirá en el pleno del Congreso del 15 de diciembre y se iniciará su tramitación. Esta iniciativa limitará, entre otras, una de las competencias más polémicas del CGPJ, que le permitía seguir haciendo nombramientos en juzgados muy importantes.

Esta limitación ya se contemplaba en la anterior iniciativa que plantearon los grupos parlamentarios de PSOE y Unidas Podemos para cambiar el sistema de renovación del organismo judicial para que los magistrados pudieran ser renovados por mayoría absoluta del Congreso y no por dos tercios como hasta ahora.

Esa iniciativa, que fue duramente criticada por el sector judicial y por los grupos de la oposición, fue dejada en suspenso por Pedro Sánchez tras el 'no' de Casado a la moción de censura de Vox.

El Gobierno paralizó la propuesta presentada por los grupos parlamentarios a la espera de un gesto del PP, cuyo concurso es necesario para la reforma. Sin embargo, el secretario general de los conservadores, Teodoro García Egea, ya descartó "absolutamente" la posibilidad de un acuerdo que en el Gobierno dan por hecho.

Fuentes del Gobierno acusan al PP de actuar "con frivolidad absoluta", ya que dice que tiene que haber acuerdo pero el órgano de Gobierno de los jueces sigue en funciones. "El PP está desoyendo a las urnas", aseguran desde el Ejecutivo..

Según fuentes socialistas, este movimiento sirve para darle al PP tiempo para que asuma que tiene que aceptar la renovación del Poder Judicial.

De todas formas, el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias ya dijo en 'Al Rojo Vivo' que, de no llegar a un acuerdo con el PP, los grupos deberían seguir adelante con la reforma planteada para rebajar las mayorías para seleccionar a los miembros del CGPJ. Una línea en la que abundó la ministra portavoz, María Jesús Montero, diciendo que seguirían con la hoja de ruta, pero que el acuerdo ya estaba hecho y únicamente faltaba que el PP pusiera fecha.