La acusación popular que representan PSOE y Podemos han pedido nuevas medidas cautelares contra Luis Medina, uno de los presuntos estafadores que se habrían beneficiado de comisiones millonarias gracias a un contrato por material sanitario con el Ayuntamiento de Madrid en lo peor de la pandemia, entre las que se encuentra una nueva fianza y la ampliación de la acusación a un delito de alzamiento de bienes.

En un documento registrado ante el juzgado de instrucción número 47 de Madrid, el partido morado ha solicitado que se requiera a Medina una "fianza suficiente en el plazo improrrogable de tres días", en una cuantía mínima del importe de las ganancias obtenidas por el delito del que se le acusa y, en el caso de no aportarla, que se decrete un embargo de sus bienes.

El juez ya intentó embargar a Medina pero se encontró con una cuenta bancaria en la que no quedaba rastro del dinero que percibió: apenas contaba con 250 euros en liquidez y otras dos cuentas en números rojos.

Desde el PSOE se suman a la petición de embargo "de todos los bienes que se le encuentren". Además, señalan un documento al que ha tenido acceso esta cadena que hay un proceso judicial abierto en un juzgado de Sevilla donde se dirime el reparto de la herencia de la abuela de Medina, Victoria Eugenia Fernández de Córdoba. Un reparto en el que estaría incluido el propio Medina.

Así, la parte socialista reclama al juzgado de instrucción que se comunique con el de Sevilla para cerciorarse del estado de esa gestión hereditaria y, en el supuesto de que fuera beneficiario del legado de su abuela, que le sea embargado. Piden que, en caso afirmativo, "se proceda al embargo preventivo de los derechos hereditarios que el sr. Medina tenga en la herencia de la difunta Sra. Fernández de Córdoba y que, para su efectividad, se lleve a cabo su anotación en el registro de la propiedad o bancos donde se conozca que la causante tuviese sus bienes inmuebles o sus cuentas corrientes".

La acusación popular también solicita que la Agencia Tributaria investigue si hay bienes de Medina en el extranjero que pudieran servir para cumplir con la obligación judicial.

Además, ambos partidos pide que se incluya en la acusación un posible alzamiento de bienes, ya que Medina habría distraído dinero de sus cuentas corrientes incluso después de que la Fiscalía Anticorrupción le tomara declaración el pasado abril . Para Podemos, ha quedado "indiciariamente acreditado que presuntamente podría haber realizado actos de disposición patrimonial sobre bienes que eran objeto de la presente investigación (...), actos que habría llevado a cabo con posterioridad a su toma de declaración del pasado 13 de abril de 2021 y a pesar de la expresa advertencia formulada por el representante del Ministerio Fiscal durante el curso de la misma".

Por su parte, la principal parte damnificada, el Consistorio madrileño, ha solicitado al juez que embargue los bienes del hijo del fallecido duque de Feria y Naty Abascal por valor de 1,1 millones de euros. En este depósito "se incluye el valor total de las ganancias obtenidas por el mismo en perjuicio del Ayuntamiento de Madrid (912.742 euros) y el resto (228.185 euros) en concepto de costas", dice el documento al que ha tenido acceso esta cadena.

La acusación que ejerce la Fiscalía Anticorrupción ha pedido que se le imponga una fianza de 891.227 euros, para cubrir al menos un tercio más de las responsabilidades a las que podría ser condenado, según hemos sabido de fuentes fiscales. La cuantía sale del total que se le solicita (1,2 millones de euros), pero al que se le resta el valor de los bienes ya embargados (el yate y las cuentas, donde solo tenía 274 euros).