Varios diputados de PSOE y Unidas Podemos han roto la disciplina de voto de su partido y no se han posicionado a favor del nombramiento de Enrique Arnaldo para el Tribunal Constitucional. Es el caso de Odón Elorza y María del Carmen Pita, que ya se habían mostrado muy críticos con el candidato de los 'populares' por su relación con distintos casos de corrupción, entre otras polémicas. La votación se ha llevado a cabo de manera telemática y era secreta, pero estos dirigentes han desvelado que se han posicionado en contra haciendo alusión "a la defensa del prestigio y la dignidad de las instituciones".

"Tras una reunión con la dirección del grupo socialista en la que he explicado mi posición de cara a la votación, he efectuado con responsabilidad el voto telemático en el que no he apoyado al señor Arnaldo, en defensa del prestigio y la dignidad de las instituciones del Tribunal Constitucional y el Congreso", ha señalado Elorza tras enviar su voto. No han sido los únicos, pues la designación de Arnaldo como nuevo magistrado del Constitucional ha sido aprobada con 232 votos, y la suma de PSOE, PP, Unidas Podemos y Foro -que apoya esta y las otras candidaturas- es de 243. Así, se han dado en total 11 votos díscolos cuyos autores se han ido desvelando en las horas después a la votación.

Además del de Elorza y el de Meri Pita, se ha dado por nulo el voto de un diputado socialista tras equivocarse al escribir el nombre. Y se ha registrado como 'voto en blanco' el de José Luis Ábalos por equivocarse a la hora de trasladar su decisión. Tal y como ha contado a laSexta el diputado y exministro de Transporte, se confundió a la hora de pulsar los botones y no le dejaron "volver a votar": "Lo comuniqué al grupo al darme cuenta, pero ya no había nada que hacer". Teniendo en cuenta estos cuatro casos, faltan por conocer que otros siete diputados no han votado en la línea con lo acordado en sus respectivos partidos.

En este punto, cabe destacar que la política 'morada' Gloria Elizo expuso en redes sociales, momentos previos a la votación, que "bastan pequeños gestos de coherencia para provocar grandes cambios". "Llámalo teoría del caos o simple ingenuidad, pero yo sigo creyendo que bastan pequeños gestos de coherencia, aislados actos de dignidad, para provocar grandes cambios, señalar que la democracia es posible y mostrar que el mundo puede ser mejor", ha indicado en Twitter.

Precisamente, este miércoles Pita y Elizo firmaron un artículo para 'El Periódico de España' junto al consejero de Políticas Migratorias y Justicia del Gobierno navarro, Eduardo Santos, en el que apuntaron que "cada voto afirmativo es una ignorancia deliberada". A su juicio, el TC "tiene que reproducir la deliberación y los matices existentes en la sociedad" y garantizar que sus integrantes tienen "un mínimo nivel acreditable por su trayectoria y circunstancias", algo que, consideran, en este caso no se cumple.

Y es que, Enrique Arnaldo, según informó la Cadena Ser, cerró negocios con el testaferro confeso de Zaplana y fue investigado por un supuesto trato de favor del Govern balear, aunque, finalmente la acusación quedó archivada. Asimismo, aparece ligado a Ignacio González en el caso Lezo por unas grabaciones del sumario que darían a entender que trataba de buscar fiscales que beneficiasen al expresidente madrileño del PP. La citada cadena también recogió que, entre 2003 y 2008, su despacho de abogados firmó hasta 75 contratos con administraciones del Partido Popular.

El nombramiento sale adelante a pesar de los votos díscolos

A pesar de las voces críticas, la votación, como se ha indicado anteriormente, ha salido adelante porque los dos partidos aseguraron su posicionamiento a favor haciendo alusión a la responsabilidad de Estado. El propio Sánchez, sin referirse de manera directa a ningún candidato, reconoció que no le gustan algunos de los nombres propuestos por Pablo Casado, pero defendió que la responsabilidad de votar a favor para que las renovaciones salgan adelante tras un bloqueo tan extenso. Así se pronunció en la sesión de control en el hemiciclo, en la que que también mostró su agradecimiento "por la responsabilidad de los diputados de Unidas Podemos y PSOE".

Por su parte, la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, también ha dejado claro que este nombramiento no gusta, pero hay un interés superior como país. Considera que la única imagen que se ha dañado es la del PP y en su partido están cumpliendo las leyes. En la misma línea se pronunció Felipe Sicilia, que este miércoles aseguró que su formación es "respetuosa con los acuerdos y mantendrá la disciplina de voto".

Algo más "disgustados" se mostraron en Unidas Podemos, asegurando que votarían "con la nariz tapada" porque, a su juicio, "votar en contra sería más coherente y de mayor pureza ética, pero de consecuencias desastrosas para el sistema democrático". Así lo trasladó Jaume Asens, el presidente de Unidas Podemos y comunes en el Congreso, en una entrevista en 'Hoy por Hoy' en la que ha reconocido que esto les "deja muy mal cuerpo", pero hay que "saber cuándo tienes responsabilidades de Gobierno".

En este sentido, según ha podido saber esta cadena, creen que es imprescindible que se lleve a cabo "la renovación para que el Gobierno pueda aprobar con normalidad las leyes que corresponde". Además, consideran que la clave de esta negociación es que, por primera vez, puedan entrar en los órganos judiciales personas propuestas por partidos diferentes a PP y a PSOE.