El PSOE madrileño ha denunciado públicamente la exclusión de las ayudas de comedor en periodo estival de aquellas familias que reciben el Ingreso Mínimo Vital (IMV) en la Comunidad de Madrid.

Los socialistas madrileños afirman que hay hasta 8.300 familias "expulsadas" de la Renta Mínima de Inserción -una ayuda autonómica de la Comunidad de Madrid- hacia el IMV, que no podrán beneficiarse de las ayudas este verano.

Una situación que achacan a "una decisión unilateral" del Gobierno regional, al que exigen que incluya en las ayudas de comedor de verano a los niños de familias que perciben el IMV.

"Madrid está sufriendo uno de los peores momentos para la pobreza infantil", ha afirmado a este respecto el portavoz adjunto del PSOE-M en la Asamblea Regional, Juan Lobato, citando un informe del Alto Comisionado contra la Pobreza Infantil que sitúa a Madrid como "la región con más desigualdades entre los niños".

"Este verano la Comunidad de Madrid ha dejado fuera de las becas de comedor para cubrir esas necesidades básicas de los niños de nuestra comunidad a muchísimas familias que tienen ingresos insuficientes para cubrir estas necesidades", ha aseverado el diputado autonómico, que sostiene que, en consecuencia, son los Ayuntamientos quienes están respondiendo a una competencia de la Comunidad "que esta no está ejerciendo".

Por su parte, la diputada Lorena Morales acusa al Ejecutivo madrileño de abandonar "de nuevo" a los niños más vulnerables. "A pesar de que uno de cada tres niños de nuestra región esta en situación de exclusión social y del duro momento que vivimos con la pandemia, la Comunidad de Madrid ha dejado fuera de las ayudas de comedor escolar en periodo no lectivo, en periodo estival, a los niños de familias beneficiarias del IMV", ha reprochado.

En este sentido, Morales ha asegurado que la Comunidad de Madrid "expulsó de la Renta Mínima de Inserción a más de 8.000 familias, obligándolas a solicitar el Ingreso Mínimo Vital, y ahora les deja en la cuneta, fuera de la ayuda de comedor escolar". Una ayuda que -ha agregado- "tendrán que asumir una vez mas los Ayuntamientos para que estos niños" tengan acceso "a tres comidas diarias".