Nueva reunión entre el Gobierno y Ciudadanos, que este lunes se han encontrado por segunda vez en menos de dos meses, esta vez en el Congreso de los Diputados, para abordar asuntos relacionados con los rebrotes de coronavirus y evaluar las medidas sociales y económicas aprobadas para paliar los efectos de la pandemia.

Por parte del Ejecutivo, han acudido la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, y la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, mientras que la delegación de la formación naranja la encabezaba su portavoz adjunto, Edmundo Bal.

No ha habido, sin embargo, representación de Unidas Podemos, socio del PSOE en el Gobierno de coalición. Así lo confirmaba la ministra de Igualdad, Irene Montero, a través de Twitter, donde lamentaba que Cs hubiese vetado al partido morado.

"Ciudadanos ha rechazado reunirse con el Gobierno de coalición y ha optado por reunirse sólo con el PSOE. Lo respetamos y les animamos a respetar la soberanía popular y su expresión en el Parlamento aunque el resultado no estuviera entre sus planes", aseveró.

 

Cuando hay un miembro del Gobierno, está el Gobierno"

Carmen Calvo

A su llegada al Congreso, no obstante, Carmen Calvo ha negado enfado alguno por parte de Podemos. "No hay ningún enfado. Es una reunión necesaria", ha defendido la vicepresidenta primera.

A su salida de la misma, que se ha prolongado una hora y media, Calvo ha restado importancia al malestar expresado desde Unidas Podemos, aseverando que "cuando hay un miembro del Gobierno, está el Gobierno". "Cuando hay un ministro o una ministra del Gobierno está todo el Gobierno representado", ha afirmado la vicepresidenta, que ha reiterado que "esta es una reunión necesaria".

"Estamos hablando con un grupo parlamentario que ha ayudado en momentos complicados a todo el Gobierno a sostener, por ejemplo, el estado de alarma en nuestro país", ha señalado Calvo, que ha insistido en la necesidad de este encuentro "para mantener informados y escucharnos mutuamente por las necesidades que el Gobierno tiene en la arquitectura parlamentaria".

Desde Podemos, sin embargo, sostienen que la reunión de este lunes ha sido un encuentro entre el PSOE y Cs, ya que solo uno de los partidos que conforman el Gobierno estaba representado, e insisten en que sus socios prioritarios para pactar los Presupuestos son los mismos que apoyaron la investidura. Asimismo, advierten de que no apoyarán ningún acuerdo que suponga un viraje hacia la derecha.

Nos hemos reunido con todo el Gobierno"

Edmundo Bal

Por su parte, en Ciudadanos califican la reunión como "fluida" y "productiva" y señalan que esta relación con el Ejecutivo se va a mantener "a pesar de que a algunos esto no les gusta". A su salida de la reunión, Edmundo Bal ha negado que haya vetos a Unidas Podemos, señalando que "no tenía objeto" su presencia porque los temas que se iban a tratar "no son temas de su competencia".

"No hay ningún veto a nadie", ha reiterado Bal en rueda de prensa. "Nos hemos reunido con todo el Gobierno, cuando re reúnes con la vicepresidenta del Gobierno, te reúnes con el Gobierno de España", ha sentenciado.

Según ha podido saber laSexta, Cs ha llevado a la reunión de este lunes cuatro puntos principales: una reserva estratégica de material sanitario, extender las ayudas al sector turístico, coordinar acciones para que el Gobierno pueda tomar el control en situaciones de urgencia y directrices claras e iguales en todo el territorio de cara al nuevo curso escolar.

Segunda reunión en menos de dos meses

Esta es la segunda vez que el Ejecutivo -sin Podemos- y Ciudadanos se reúnen en menos de de dos meses. El pasado 12 de junio, ya celebraron una primera reunión en Moncloa, que llegaba después de que la formación naranja brindase su apoyo al Gobierno en las dos últimas prórrogas del estado de alarma.

En ese encuentro, ambas partes constataron el cumplimiento de los acuerdos alcanzados en el marco de las negociaciones por el estado de alarma y se emplazaron a esta segunda reunión, que se produce en medio de un creciente descontento por parte de algunos socios de investidura del Gobierno, como Esquerra Republicana, que no ve con buenos ojos este acercamiento con la formación naranja.

Por su parte, Edmundo Bal pedía al Ejecutivo este fin de semana que mire hacia su partido de cara a la negociación de los Presupuestos Generales del Estado, al tiempo que pedía a Pedro Sánchez "alejar" las cuentas del líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, y del portavoz de ERC, Gabriel Rufián.