El PSOE insiste en que la investidura tiene que ser en julio, y avanza como fecha favorita para celebrar el debate este próximo 23 de julio. Aunque esa fecha no está cerrada ni es definitiva, sí es la preferida por el partido, según apuntan fuentes socialistas a laSexta.

"No nos planteamos otro escenario que el del gran debate en julio", ha sostenido la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, en una entrevista en la 'Cadena Ser', a la pregunta de si barajan una repetición electoral si no logran formar gobierno este mes.

El PSOE insiste en que "el gran debate" de investidura tiene que ser en julio. Mañana se sabrá la fecha.

El PSOE mantiene su pulso con Unidas Podemos. Insiste en la opción de convocar nuevas elecciones si no hay gobierno en julio, pese a que desde el partido de Pablo Iglesias apuntaban a una investidura en segunda votación, después del verano.

Mañana martes se conocerá la fecha para ese primer debate. Pedro Sánchez tenía previsto reunirse con la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, para fijar día y hora y que comience a correr "el reloj de la democracia" con los plazos que prevé la Constitución.

Esa reunión, según indican fuentes socialistas a laSexta, no será presencial, sino telefónica. Sánchez se encuentra en Bruselas negociando el nuevo gobierno comunitario por lo que el contacto, explican, se producirá por teléfono, "como viene siendo habitual en otras investiduras", dicen.

Ante eso, llamada también a la "responsabilidad" de la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero. Ha pedido a los partidos políticos que "abran paso al Gobierno socialista" de Sánchez porque, según ha recalcado, "no hay ninguna otra alternativa" salvo la repetición de las elecciones generales, un escenario que considera "impensable".

La ministra Montero llama a la "responsabilidad" y recuerda que "no hay ninguna alternativa".

"Es evidente que los ciudadanos no votan para bloquear, los ciudadanos votan para conformar Gobierno y aquellos que no tienen alternativa, democráticamente y legítimamente, tienen que dejar paso a que se cristalice la voluntad popular", ha reclamado la ministra desde Santander.

Nueva ronda de contactos

Asimismo, desde el PSOE adelantan que habrá una nueva ronda de conversaciones con los líderes de los demás partidos, como ya mantuvo Sánchez con Iglesias, Rivera y Casado; y Ábalos y Lastra con los dirigentes del resto de formaciones.

Iglesias quiere un Gobierno de coalición y Sánchez le ha ofrecido un Gobierno de cooperación donde personas elegidas por Unidas Podemos tengan puestos de responsabilidad en la Administración, pero no en el Consejo de Ministros, algo que reclama el líder de la formación morada, que no habría descartado votar en contra de Sánchez en la investidura, según los socialistas.

Podemos insiste en un Gobierno de coalición, y PP y Ciudadanos se niegan a facilitar la investidura con su abstención.

El presidente en funciones ha pedido a los líderes de PP y Ciudadanos que faciliten la investidura, pero tanto uno como otro se niegan a abstenerse y han anunciado que votarán en contra.

Compromís y PNV podrían apoyar a Sánchez, pero sus votos son insuficientes. ERC también ha dicho que no bloqueará la investidura y desde JxCat, los políticos que están encarcelados por el 'procés' han pedido a su grupo que haga posible la investidura del candidato del PSOE.

Posturas inamovibles

La diputada de Unidas Podemos Noelia Vera ha dicho este lunes que cuando Sánchez "desee mirar hacia un pacto progresista en vez de explorar otras posibilidades, aquí estaremos".

Asimismo, ha insistido en el mensaje de los últimos días de que en el PSOE "hay una gran parte que quiere la abstención de la derecha, así nos lo transmitieron". Según Vera, el PSOE "está forzando que eso se produzca".

Por su parte, el presidente del PP, Pablo Casado, ha criticado a Sánchez por el bloqueo institucional, en un acto de FAES con José María Aznar. "Sánchez intenta hacernos creer que no tiene responsabilidad en el bloqueo institucional, que él es una víctima de la situación, pero no es cierto. Ellos han creado el laberinto en el que estamos", ha acusado.

En el PP creen que Sánchez dice la verdad, que irá a una investidura o elecciones. "Le van a poner la cara colorada una sola vez", aseguran.

"No cooperaré ni activa ni pasivamente para el el PSOE siga igual", ha afirmado Casado. Antes, el expresidente Aznar ha cargado contra Sánchez al decir que "quien acepta ser propuesto candidato a la presidencia del Gobierno debe tener alguna idea de la mayoría con la que puede contar".

"Los juegos tácticos deben tener un límite, no estamos para estas diversiones. Lo del 'free rider' viajero sin billete no tiene aquí margen. Debe negociar", ha sentenciado.

Cs pide a Sánchez que forme gobierno ya y denuncia que el Congreso "está paralizado".

Desde Ciudadanos apremian a Sánchez a que "acelere y acuerde ya". "Que el señor Sánchez se ponga a negociar en serio y forme gobierno y la presidenta del Congreso cumpla la sentencia del Constitucional que dice que el gobierno en funciones debe estar controlado", ha dicho el número dos del partido, José Manuel Villegas. Reprocha que dos meses después de las elecciones no haya gobierno, y que además el Congreso "está paralizado, no hay control al Gobierno, es un gobierno descontrolado".

"Sánchez nos hace perder el tiempo", ha afirmado Villegas. "Que vayamos a favorecer un gobierno de Sánchez e Iglesias está fuera de la realidad". "Acabará diciendo que le han obligado a pactar con Podemos, pero le falla algo a esta teatro, nadie le obliga a aceptar el voto de separatistas y nacionalistas", ha concluido el dirigente de Ciudadanos.

También se han pronunciado desde ERC. La diputada del Parlament de Cataluña Marta Villalta ha asegurado que la posición de Esquerra no ha variado y que no hay líneas rojas ni cheques en blanco: "El independentismo ha crecido. ¿Va a ser responsable y valiente o va a mirar hacia otro lado? Siempre encontramos una silla vacía. Prefiere una investidura fallida. Que sea estadista y valiente y lea los resultados", ha afirmado.