Decenas de sanitarios han protestado frente a las puertas del nuevo hospital de pandemias Isabel Zendal de Madrid durante el acto de inauguración presidido por Isabel Díaz Ayuso.

Los manifestantes han portado pancartas contra el Gobierno de la Comunidad de Madrid y han recriminado que el acto de la presidenta "solo sirve para que se haga una foto", ya que, denuncian, el hospital no puede estar operativo porque no hay profesionales.

Los sanitarios, convocados por la Asociación Madrileña de Enfermería (AME), el Movimiento Asambleario de Trabajadores-as de Sanidad (MATS), SUMMAT y Juntas x la Pública, han calificado de "chapuza" el nuevo centro y aseguran que lo que "hace falta son rastradores y reforzar la atención primaria".

"Estamos aquí porque teníamos 100 millones de euros y en vez de gastarlos en reforzar la atención primaria, contratar rastreadoras, que es lo que hace falta para acabar con una pandemia, hemos decidido construir otro hospital más, teniendo 699 camas cerradas desde el principio. 699 no se han abierto en ningún momento", ha criticado Alma Blanco, enfermera y miembro del MATS.

"¿Para qué queremos 240 camas en un hospital nuevo?", se ha pregundado la sanitaria, que ha apuntado que les parece "un malgasto de dinero": "Es absurdo, no tenemos personal. Lo que descongestiona un hospital es una buena atención primaria".