La vacunación con el suero de AstraZeneca está dejando un goteo de bajas entre los profesores, que en las últimas semanas han comenzado a ser inyectados como grupo preferente. Solo en la Comunidad de Madrid hay más de medio centenar de docentes ausentes debido a los efectos secundarios del fármaco, según la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (FAPA) Giner de los Ríos. Pero esto se repite en otras comunidades como Euskadi, donde también se les está inmunizando.

Cristina Jiménez, profesora de Educación Física de Primaria, es una de las docentes afectadas. Explica que empezó a presentar síntomas por la noche tras vacunarse. "Me empezó a dar fiebre y mucho dolor de cuerpo, mucho malestar", señala, indicando que el domingo lo pasó "en la cama", casi sin poder levantarse.

En su caso, su puesto estaba cubierto, ya que había pedido días libres, pero otros centros escolares han tenido que apañárselas como han podido. Es el caso del Colegio Manuel Vázquez Montalbán de Leganés, donde han faltado 14 profesores y los padres se quejan de la falta de previsión al haberlos vcunado a todos a la vez. "Podrían haber previsto hacerlo más escalonado", apunta una madre.

De acuerdo con la FAPA, si bien los efectos se han notado en todos los municipios de la región madrileña, solo en Leganés hay cinco colegios afectados: además del citado Manuel Vázquez Montalbán, con 14 bajas entre el profesorado; el Constitución de 1812, con 13; el Víctor Pradera, con ocho; el Carmen Conde, con nueve; y en el instituto José María Pérez 'Peridis', con cuatro.

En el Francisco de Quevedo, 10 aulas no han podido dar clase. La razón es que el 80% de la plantilla se vacunó el domingo. Allí, el viernes avisaron a los padres de que los profesores se vacunarían el domingo y este martes han faltado 11 docentes.

La vacunación se ha ido realizando sin descanso desde que arrancó el jueves por la tarde en la Comunidad de Madrid, incluido el fin de semana. Es por esto que los efectos secundarios de los vacunados en sábado y domingo no se pudieron notificar hasta el lunes por la mañana, impidiendo organizarse o dar clases con naturalidad.

Desde el Ejecutivo regional, sin embargo, defienden que son casos puntuales y destacan el buen ritmo de la vacunación en este colectivo, con más de 18.000 docentes vacunados desde el jueves.

Euskadi o Andalucía, otras afectadas

En Euskadi, donde la vacunación a profesores comenzó el pasado viernes, también se han registrado bajas entre los profesores y otros profesionales prioritarios a quienes se estaba vacunando, como agentes de la Ertzaintza. También Andalucía ha registrado algunos casos de docentes que no han podido acudir a las aulas debido a las cefaleas o la fiebre que provocan los sueros de esta compañía.

No obstante, desde la Sociedad Española de Vacunología lanzan un mensaje tranquilizador: los efectos secundarios de la vacuna duran solo uno o dos días. Su presidente, Amós García, detalla que "desaparecen por sí solos a las 24-48 horas".

Según los expertos, estos efectos secundarios afectan más a los jóvenes. El motivo es que "cuanto más joven eres, las reacciones que tienes del sistema inmune son más intensas", según explica el jefe de Pediatría del Hospital Clínico de Santiago, el doctor Federico Martinón-Torres.

En cualquier caso, para paliar los efectos, desde Sanidad recomienda tomar paracetamol incluso antes de acudir a vacunarse.