Las primeras dosis de la vacuna de AstraZeneca y la Universidad de Oxford que lleguen a España irán destinadas a profesionales sanitarios y sociosanitarios que no son de primera línea.

Así lo ha decidido la Comisión de Salud Pública, en la que están representadas todas las Comunidades Autónomas, aunque todavía no se ha pronunciado sobre la aplicación de estas dosis para personas mayores de 65 años, una decisión que comunicarán este viernes.

La Comisión se ha emplazado a mañana para seguir debatiendo sobre el uso de esta fórmula en personas con edades comprendidas entre los 65 y los 80 años. Lo que sí se ha decidido, y así lo ha comunicado esta semana la ministra de Sanidad, Carolina Darias, es que a los mayores de 80 años solo se les administrarán las vacunas basadas en ARN mensajero, es decir, las de Pfizer y Moderna.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, apuntaba este lunes que "es muy posible" que se recomiende solo para grupos más jóvenes debido a la falta de evidencia científica en mayores en los ensayos clínicos realizados hasta ahora. "Los ensayos clínicos no se han realizado en personas mayores de aproximadamente 55 años, por lo que es muy posible que al no tener evidencia de efectos secundarios y eficacia en estos grupos se recomiende para grupos más jóvenes que sí han formado parte de estos ensayos. A falta de alguna información, entiendo que se será prudente", consideró el portavoz de Sanidad.

España recibirá este mes de febrero hasta 1.810.575 dosis de la vacuna de AstraZeneca, que ya se ha decidido que irán destinadas a los profesionales sanitarios y sociosanitarios en activo no incluidos en los grupos 2 y 3. Por ello, las primeras dosis que llegarán este fin de semana serán para el personal que no es de primera línea y que trabaja en centros y establecimientos sanitarios y sociosanitarios.

Con las nuevas dosis que se espera ir recibiendo en los próximos meses, España quiere llegar a tener el 80% de la población mayor de 80 años vacunados en febrero y marca otro objetivo para verano, llegar con el 70% de la población inmunizada.