Los socios del Gobierno de coalición, PSOE y Unidas Podemos, han llegado a un acuerdo en la madrugada de este martes para sacar adelante unos nuevos Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2023 que incluyen una batería de nuevas medidas sociales y aumentos en partidas como Educación o Sanidad.

Después de acordar las medidas de ingreso, es decir, la reforma fiscal aprobada el pasado jueves, el Ejecutivo ha cerrado un pacto sobre cómo distribuirá el gasto en las nuevas cuentas, que impulsarán de manera efectiva leyes como la de Familias, y que conllevarán nuevas ayudas y permisos.

Estas son las principales medidas sociales acordadas:

  • Se recupera el 60% de la base reguladora desde los seis meses de prestación por desempleo. Esto beneficiará a unas 300.000 personas.
  • Nuevos permisos de conciliación: permiso para cuidadores, permiso para atender circunstancias familiares imprevistas o un nuevo permiso parental de 8 semanas. Este último es en principio no retribuido, por cada hijo y al que los trabajadores tienen derecho a acogerse hasta que el menor cumpla ocho años.
  • Prestación de crianza de 100 euros al mes para familias con menores de 0 a 3 años.
  • Las familias monomarentales con dos hijos tendrán la categoría de familia numerosa.
  • Un Plan de Choque en Dependencia dotado con 600 millones de euros.
  • El IMV se actualizará en los mismos términos que las pensiones y el IPREM se situará en 600 euros mensuales.
  • Aumento de la inversión en Sanidad: en atención primaria, salud mental (67% más) y bucodental.
  • Incremento en las partidas de Igualdad: para el Plan de inserción de víctimas de trata y el Plan Corresponsables.
  • Aumento del salario de los empleados públicos en un 9,5% en 3 años.
  • Se mantendrá el bono de alquiler joven y se creará un plan para ayudar al alquiler asequible dotado con 200 millones de euros.
  • Se mantiene la bonificación y gratuidad de Cercanías, Rodalies y Media Distancia durante 2023.