El Partido Popular y Ciudadanos exigen explicaciones a Podemos después de que el juez de primera instancia que investiga la presunta financiación irregular del partido haya imputado a la formación morada como persona jurídica.

El magistrado también ha imputado al secretario de comunicación de Podemos, Juanma del Olmo, así como a la gerente, el tesorero y una trabajadora del partido.

Desde el PP, el vicesecretario de comunicación, Pablo Montesinos, ha reclamado a Pablo Iglesias que conteste a la pregunta de si "sabía de esa financiación ilegal". "Para eso, lo que tiene que hacer es no perder ni un minuto más, salir del escondite", ha aseverado.

Por su parte, el portavoz de Cs en el Parlament, Carlos Carrizosa, ha afirmado que al partido de Iglesias las irregularidades "le dan igual". "Nunca da explicaciones, nunca asumen responsabilidades, se creen por encima del bien y del mal", ha reprochado Carrizosa, que ve en esta actitud "cierta chulería política".

Desde Podemos, en cambio, creen que se trata de una investigación prospectiva, que busca sin indicios algún delito, y ya han presentado un recurso de nulidad.

En este sentido, el portavoz en el Congreso, Pablo Echenique, ha manifestado en Twitter que la imputación de la formación la ha generado una "denuncia falsa" a la que seguirá "una campaña mediática de difamación" para finalmente quedar "en nada". "Llevan seis años en bucle", ha ironizado.

 

Imputación del partido y cuatro miembros

En un auto al que ha tenido acceso LaSexta, el juez no detalla los indicios que le han llevado a tomar la decisión de imputar a la formación morada, pero la basa en la declaración José Manuel Calvente, exabogado del partido, que señaló irregularidades en dos ámbitos.

Uno de ellos es la contratación de Neurona Consulting, una empresa de comunicación que trabajó con Podemos en las últimas elecciones y sobre la que el Tribunal de Cuentas ya puso la lupa.

El segundo es la llamada 'caja de solidaridad' del partido, un fondo al que los dirigentes donan parte de su salario para proyectos benéficos y en la que, según Calvente, también se actuó de menera irregular.

El auto revela además que Podemos esta investigado como partido y le solicita una extensa lista de diligencias a practicar, entre otras, que entregue su normativa interna sobre nóminas y complementos e incluso documentación relativa a la reforma, carpintería o climatización de la nueva sede del partido.