El candidato del PP a Barcelona desata la polémica al decir que además de talento, las mujeres son más "simpáticas" y no duda de que los hombres tienen "más ingenio".

Josep Bou crea una guerra hombre-mujer, precisamente el tipo de guerra de la que Casado repite que hay que huir, y encima lo dijo durante el 8M en un acto de Mujeres por la Igualdad.

"Ustedes son más simpáticas que los hombres, nosotros somos un poco más serios y esto es muy bonito, ustedes son la alegría. Tenemos algo más de ingenio y bravura, pero nos administramos peor", defendió Josep Bou.

Las críticas han llegado de todas partes. El tercer teniente alcalde de Barcelona lo ha definido como "prejuicios retrógrados y machistas". Incluso ha sido criticado con ironía por los empresarios de Cataluña, entidad que él mismo presidió.