El debate todavía debe celebrarse en el pleno pero los grupos ya adelantan su posición y no parece que la iniciativa de Unidos Podemos vaya a tener un amplio apoyo.

El PP acusa al partido de Iglesias de intolerante y el PSOE cree que la emisión de la misa cumple con la función de servicio público de RTVE. Ciudadanos, en un principio, dijo que estaba dispuesto a debatir sobre el asunto pero Albert Rivera asegura que hay cosas más importantes en las que detenerse.

Unidos Podemos mantiene que España es aconfesional y que la televisión pública no puede privilegiar a determinadas creencias.