El plan de desescalada del Gobierno prevé una transición gradual hacia la denominada "nueva normalidad", que pasa también por una reactivación progresiva de la hostelería, que irá reabriendo, en la medida en que la evolución del coronavirus lo permita, en las cuatro fases presentadas el martes por Pedro Sánchez.

¿En cuál de ellas podremos ir al fin a tomar algo a una terraza o a comer a un restaurante? ¿Cuándo reabrirán los hoteles y playas? Respondemos a estas preguntas.

Restaurantes y bares

La apertura parcial de restaurantes y cafeterías llegará a partir del día 4 de mayo con el inicio de la Fase 0, eso sí, solo con entrega para llevar y la prohibición de consumir en el local. Así, si quisiéramos comer una paella, "se la tendremos que pedir al cocinero, recogerla y nos la llevaremos a comer a casa". El propio Sánchez ilustraba el martes con este ejemplo esta primera fase preparatoria.

Con la llegada de la Fase 1, a partir del 11 de mayo, abrirán las terrazas, si bien solo al 30% de su aforo para asegurar la distancia de seguridad. No obstante, en las islas de La Gomera, El Hierro, La Graciosa y Formentera será antes, ya que estos territorios entrarán directamente en esta fase el 4 de mayo.

El documento del Ejecutivo detalla que "se limitará al 30% de las mesas permitidas en años anteriores en base a la licencia municipal asegurando distancias", aunque prevé que los Ayuntamientos puedan permitir a los establecimientos disponer de más espacio, en cuyo caso podrán incrementar el número de mesas, manteniendo en cualquier caso la proporción del 30%.

El aforo de las terrazas será inicialmente del 30%, ampliable al 50% en la última fase

Una vez en la Fase 2, que llegaría como pronto dos semanas después de la anterior (o más tarde, dependiendo de la evolución de la pandemia en cada territorio), se permitirá el consumo dentro de los locales, a un tercio de aforo y solo con servicio en mesa, garantizando la separación entre clientes. La reapertura no incluye a discotecas y bares nocturnos y el consumo solo se podrá efectuar sentados o para llevar.

Con la llegada de la Fase 3, se amplía el aforo de los locales al 50% de su capacidad, siempre garantizando la separación entre los clientes. Se permitirá ya el consumo de pie, con una separación mínima de metro y medio entre los clientes en la barra y la ocupación de las terrazas también se ampliará al 50%. Podrán reabrir discotecas y bares nocturnos con un aforo máximo de un tercio de su capacidad.

Hoteles y alojamientos turísticos

La actividad hotelera no se permite en la Fase 0, salvo en aquellas excepciones ya reguladas. Sin embargo, a partir del 11 de mayo (del día 4, en el caso de las cuatro islas que pasan directamente a la Fase 1) podrán reabrir hoteles y otros alojamientos turísticos, sin utilizar las zonas comunes y con restricciones (por ejemplo, en restauración) y con medidas de desinfección y refuerzo de la higiene.

Los hoteles reabrirán con las zonas comunes cerradas

Ya en la Fase 2 podrán abrir las zonas comunes de los hoteles a un tercio del aforo (excepto los bares y restaurantes, que están sujetos a las mismas restricciones que el resto de la restauración). El aforo de las zonas comunes se ampliará al 50% en la Fase 3, coincidiendo con la apertura de las playas "en condiciones de seguridad y aislamiento".

Aunque las playas no reabrirán hasta la Fase 3, el turismo activo y de naturaleza se reactivará desde la Fase 1, aunque para grupos limitados de personas, que se ampliarán en la siguiente fase.

Los hosteleros ven "inviable" abrir así

Sin embargo, el sector de la hostelería no ve factible abrir en las condiciones planteados por el Gobierno, algo que desde la organización empresarial Hostelería de España ven "inviable". Rafael Andrés, miembro del Comité Ejecutivo, ha tachado el plan de "incoherente", asegurando que "en una primera valoración sería inviable abrir en estas condiciones".

Andrés, asimismo director de Relaciones Institucionales de la Asociación Madrileña de Empresas de Restauración, ha indicado que la media de mesas en las terrazas de los locales está en torno a las nueve, por lo que con la restricción del 30% de aforo, como se contempla en Fase I, no sería posible reabrir estos espacios. El hostelero ha defendido, en cambio, permitir reabrir las terrazas manteniendo dos metros de distancia entre las mesas.

Respecto a la segunda fase, las asociaciones de hosteleros reclaman poder reabrir el espacio de la barra, algo que no está previsto hasta la última fase y que, según Andrés, representa más de un 75% del negocio hostelero. Desde las asociaciones defienden, en cambio, llevar a cabo una "experiencia piloto" en la hostelería de alguna población que no haya sido gravemente afectada por el coronavirus.

Alejandra García es la responsable de un restaurante madrileño que lleva un mes y medio cerrado. Aunque asegura que "a nivel económico no compensa" abrir solo para la recogida de comida en el local (como está previsto en la Fase 0), "es una forma de que la gente del barrio vea que hemos recuperado actividad", sobre todo de cara a que la siguiente fase, cuando podrán abrir la terraza, que en su caso apenas tiene cinco mesas.

La idea, ha dicho, es "buscar fórmulas de compensar eso", por ejemplo enviando comida a domicilio, e incluso "poner turnos en la terraza" para evitar que un mismo grupo se siente durante varias horas, reduciendo aún más la rentabilidad.

"Prácticamente no vamos a tener clientes, ¿qué hacemos abiertos?"

Por su parte, José Miguel Bielsa, presidente de la Asociación de Empresarios de Hostelería de la Playa de las Arenas, en Valencia, habla de "incertidumbre". Según explica, en este enclave turístico apenas habrá clientes hasta que no se recupere la movilidad entre provincias y se abra la playa, por lo que "igual no es conveniente abrir tan pronto". "Prácticamente no vamos a tener clientes, ¿qué hacemos abiertos?", ha planteado.

"Lo que nosotros queremos es aprovechar la temporada turística, de verano, que ya tenía que estar empezada, este fin de semana ya estaríamos al 100%", ha apuntado el hostelero, que no cree que haya problemas para mantener la distancia de seguridad. En este sentido, ha explicado, han pedido al Ayuntamiento que les permita ampliar las terrazas "para descongestionar la parte de dentro del local".