Lío en el Congreso por el boicot de Vox a un acto de Unidas Podemos en apoyo a los seis condenados por una protesta contra un mitin de la formación de extrema derecha en Zaragoza en 2019. Durante el evento 'Los seis de Zaragoza', celebrado este miércoles, ha comenzado a sonar en la sala el himno de la Policía Nacional mientras intervenía la portavoz de EH Bildu, Mertxe Aizpurua.

La propia cuenta oficial de Vox en Twitter compartió un vídeo del momento en Twitter, en el que se observa cómo algunos de los presentes reaccionan con sorpresa, mientras Pablo Echenique advierte: "Habrán dejado algo ahí los de Vox". "Esto lo han boicoteado entonces, está clarísimo", afirmaba por su parte Aizpurua al darse cuenta de que se trataba del himno de la Policía, instantes antes de que comenzara a sonar también el himno de la Guardia Civil.

Tras lo ocurrido, Gabriel Rufián ironizaba sobre el incidente: "Habéis tenido suerte de que es un altavoz, nosotros tenemos 52 en cada pleno utilizando sus símbolos y su identidad como si fuera un ladrillo", afirmaba el diputado de ERC. Por su parte, Echenique s mostraba más duro: "Han dejado un altavoz y eso es un mensaje. Es un mensaje que se puede traducir en 'podríamos haber dejado otra cosa'", ha aseverado, aludiendo al terrorismo de ultraderecha. "A lo mejor no ha sido para hacer las risas", ha insistido.

Este jueves, el presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos, Jaume Asens, ha anunciado la presentación de un escrito dirigido a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, solicitando la apertura de un expediente sancionador a los diputados de extrema derecha que dejaron allí el altavoz, por una falta administrativa grave.

Asens ha condenado lo ocurrido como un "precedente peligroso", afirmando que "se pasaron todas las líneas rojas" y que esto constituye "un hecho grave de desorden", pues "se alteró el trabajo parlamentario". A través de un hilo de Twitter, ha relatado cómo "dos diputados de Vox intentaron boicotear una charla donde intervenían otros diputados" e "hicieron sonar el himno de la policía con un altavoz escondido entre los asientos de la sala".

"En un colegio esto sería una mera anécdota juvenil. Como ocurre en la sede de la soberanía popular, es grave", ha agregado a través de la citada red social, donde ha aseverado que "los votantes de Vox tiene el derecho a saber que sus representantes, en lugar de debatir y legislar, se dedican a esconder altavoces, poner himnos y boicotear charlas".

Por su parte, el diputado de Vox Manuel Mariscal Zabala ha reivindicado la acción este jueves en el Congreso, donde ha asegurado a preguntas de la prensa que "Vox ayer hizo lo que tenía que hacer, que es llevar la dignidad a una sala donde se estaba haciendo un aquelarre contra la Policía y la Guardia Civil". "Esto es un boicot", ha agregado ante la prensa mostrando un ladrillo. "Esto es lo que nos lanzaron los empleados de Podemos, los empleados del vicepresidente Pablo Iglesias en un acto de Vallecas", ha afirmado.