La portavoz parlamentaria de Podemos, Irene Montero, ha negado que el líder de partido, Pablo Iglesias, le exigiera a Pedro Sánchez una vicepresidencia en un Ejecutivo de coalición, como fuentes socialistas aseguraron ayer tras la reunión fallida de Sánchez con Iglesias.

"Ojalá estuviéramos en la fase final, en la que se habla de equipos", ha asegurado Montero en una entrevista en la Cadena Ser, negando que esta petición formara parte de la reunión de este martes entre Sánchez e Iglesias que se saldó con un desencuentro.

A su juicio, hablar de equipos significaría que ya se ha avanzado en el "para qué" y los objetivos del gobierno, pero achaca la falta de progreso a la posición "inamovible" de los socialistas que está en la "amenaza" y el "chantaje"."El PSOE nos quiere llevar a una investidura fallida sin negociar nada con nadie", ha asegurado, tildando de "fallida" esta estrategia y entendiendo que finalmente Sánchez se tendrá que abrir a las exigencias de Podemos.

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, ha dicho, sin embargo que hace tres años Iglesias ya dijo que quería ser vicepresidente y que sino votaría en contra y lamenta que ahora "esté en el mismo sitio".

Con todo, Montero ha dicho que su formación seguirá disponible para la negociación y ha emplazado a la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, a verse esta misma tarde. "En cuanto que salga de aquí y llegue a la sede de mi partido la llamaré para, si es posible, sentarnos esta tarde a hablar de programa", ha respondido Lastra.

Sobre la insistencia de Podemos de que el PSOE se abra a negociar tras una investidura fallida, Lastra se pregunta si cambiará algo en el partido 'morado' después del verano. "¿Qué puede cambiar de julio a septiembre, va a cambiar algo, se van a modificar las posiciones? Por eso decimos que no hay segunda oportunidad. No jugamos al tacticismo político ni enredamos con las palabras", ha señalado Lastra, rechazando que el PSOE juegue a una investidura frustrada.