Podemos Comunidad de Madrid ha denunciado las amenazas de muerte contra su portavoz regional y teniente de alcalde de Alcorcón, Jesús Santos, a través de una pancarta colgada en el Puente de la Canaleja (Alcorcón) con vistas a la A5 donde puede leerse 'Muerte al dirigente. Lucha sin líderes ni jerarquías' y seguidamente la cara del portavoz amenazado.

La organización autonómica han querido condenar con rotundidad esta amenaza de muerte, "que sobrepasa las líneas rojas de la crítica política legítima, situándose fuera de los márgenes de la discrepancia propia del proceder democrático".

"En un momento donde estamos poniendo en marcha políticas que mejoran la vida de la gente, recibimos esta amenaza de muerte contra nuestro portavoz. Ocurre en un momento ha expresado su pleno respaldo a nuestro vicepresidente, Pablo Iglesias, y las políticas valientes que está llevando a cabo, pero también cuando está logrando, en tiempo récord, reflotar una de las principales empresas del sur de Madrid que estuvo al borde de la quiebra. Toleramos la discrepancia, pero no aceptamos las amenazas de muerte. Vamos a seguir trabajando para mejorar la vida de la gente", destacan el partido.

La organización autonómica de Podemos también destaca que cuando Santos, junto con otros miembros de la dirección autonómica de la formación morada, se dirigía a las celebraciones del sexto cumpleaños de Podemos Móstoles el pasado domingo fue increpado por 15 personas de estética neonazi.

Tan han recordado que la pancarta se ha colocado un día después de que un grupo de estudiantes protestaran en un acto de Iglesias en la universidad.

Desde Podemos han mostrado su preocupación por el "clima político enrarecido" y han querido hacer un llamamiento general a "relajar el tono" y normalizar la discrepancia "dentro del estricto respecto a la vida humana y la integridad personal" de los representantes.

Escrache a Iglesias en la Complutense

El vicepresidente segundo del Gobierno fue increpado el pasado miércoles por varios alumnos de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense de Madrid durante un acto sobre el fascismo con gritos como "fuera vendeobreros de la universidad" o "fuera fascistas de la universidad".

El vicepresidente respondió a los gritos pidiendo que les dieran un micrófono para poder dialogar después de que le afearan: "¿No te da vergüenza hablar de fascismo?". El líder de Unidas Podemos recordaba que "la radicalidad que tiene uno no está en lo que dice, está en lo que consigue".

Finalmente, el alumno abandonó el acto acompañado de otros compañeros y tras recriminarle a Iglesias que "España ya os ha escuchado bastante y está hasta los cojones de vosotros", y el vicepresidente lamentó que se fueran en vez de quedarse a dialogar.