Las concentraciones en Vallecas de este jueves contra los confinamientos selectivos aplicados por la Comunidad de Madrid se saldaron con la detención de tres personas. Además, seis personas resultaron heridas, entre manifestantes y agentes, en una intervención de la Policía Nacional para evitar que se cortara la avenida Pablo Neruda (frente a la Asamblea de Madrid).

Unidas Podemos ya ha pedido al ministro del Interior y al delegado del Gobierno en Madrid que abran una investigación e impongan las sanciones oportunas. El propio Pablo Echenique ha cuestionado que "a los señoritos de Núñez de Balboa no se les toque ni un pelo", mientras "se carga violentamente contra la gente trabajadora de Vallecas". "Alguien ha hecho muy mal su trabajo", ha apuntado.

Por su parte, Isa Serra, portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid, ha recordado que "no hay justificación para actuar con violencia sobre los vecinos y vecinas que defienden los servicios públicos". Ella también participó en la concentración y aseguró en redes sociales que "lo ocurrido" era "una vergüenza".

 

Las reacciones también han llegado de la mano del perfil de Podemos en la Comunidad de Madrid, que en Twitter ha hablado de "la diferencia de trato entre los barrios ricos y los barrios humildes". "La respuesta son palos", escribieron tras la manifestación.

Según fuentes de Delegación de Gobierno a laSexta, las cargas se producen tras constatar -dicen- que los manifestantes, que venían de protestar frente a un Centro de Salud, querían asaltar al Asamblea de Madrid y la agresión a un policía. El atestado, según las mismas fuentes, recoge que hubo cuatro agentes de la Unidad de Internvenición heridos.

 

Unas 300 personas se concentraron a partir de las 19:00 horas de este jueves, al igual que en otros muchos centros sanitarios de la región, en el centro de salud Angela Uriarte, en Puente de Vallecas, contra los confinamientos selectivos y los recortes en el sistema público de salud.

Media hora más tarde, algunos de ellos, en torno a unos 50, bajaron hacia la Asamblea de Madrid y, según han indicado testigos presenciales, cortaron la calle Pablo Neruda, a la altura del Parlamento regional, algo que no estaba autorizado ni comunicado a la Delegación del Gobierno.

Ante ello, agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) intervinieron para restablecer el orden y la movilidad en la zona. Consecuencia de esas cargas, dos manifestantes y tres policías resultaron heridos leves.