La vuelta a la rutina este año viene marcada por la COVID-19. Por ello, es posible que cualquier persona que esté trabajando se vea en la necesidad de modificar o reducir su jornada laboral para quedarse a cargo de un familiar por motivos relacionados con el coronavirus. Para hacer frente a este tipo de situaciones, el Gobierno lanzó en abril el Plan 'Mecuida', que estará vigente hasta el 22 de septiembre, de momento.

Se trata de un permiso de ausencia especial por el que los trabajadores pueden reducir su jornada laboral hasta el 100%. Solo podrán recurrir a esta medida en caso de que la persona acredite "deberes de cuidado" respecto al "cónyuge o familiares de hasta segundo grado de consanguinidad de la persona que lo requiere", según dicta la guía del ministerio. Es decir, hermanos, abuelos y nietos. Según este mismo documento, también pueden obtener el permiso aquellas personas que, por circunstancias relacionadas con la COVID-19, ya no cuenten con la persona que se había encargado de este cuidado o asistencia previamente.

Esta medida permite reducir la jornada de los trabajadores hasta un 100%. Sin embargo, no es "un permiso remunerado", según señala la guía. Por ello, si el trabajador solicita la reducción de la jornada, ésta irá seguida de la consecuente disminución de salario.

Además de garantizar el derecho de los trabajadores a adaptar su jornada laboral, este nuevo plan persigue otro tipo de objetivos. Uno de ellos es el desarrollo de mecanismos para garantizar el reparto de responsabilidades "evitando la perpetuación de roles": "Avanzar hacia la igualdad efectiva entre hombres y mujeres es una de las prioridades de esta medida", señala La Moncloa en su cuenta de twitter.

El Plan 'Mecuida', según el Gobierno, también favorece la conciliación y la corresponsabilidad de la ciudadanía con la crisis sanitaria del momento al mismo tiempo que mantiene la actividad laboral en los centros de trabajo.

Así puedes acogerte al Plan 'MeCuida'

Para solicitar el permiso, la persona deberá comunicar la ausencia a su empresa con 24 horas de antelación. Con el objetivo de facilitar el buen funcionamiento de la empresa, estas adaptaciones siempre deberán solicitarse de manera "justificada, razonable y proporcionada", según advierte la guía del ministerio. De esta forma, se pueden solicitar las siguientes modificaciones en su jornada laboral:

  • Cambio de turno
  • Alteración del horario
  • Horario flexible
  • Jornada partida o continuada
  • Cambiar la forma de trabajo, por ejemplo: de presencial a teletrabajo

Cualquiera de estas modificaciones se limitará a la duración del periodo excepcional como puede ser el cierre del colegio o de otros centros sociales de atención. De esta forma, las personas beneficiarias pueden quedarse en casa sin que por ello puedan ser despedidas o sancionadas.

Baja laboral retribuida: solo para progenitores con hijos con PCR positiva

"El famoso y bonito plan en papel MeCuida nos cuida bien poquito", opina Laura Baena (Malamadre) en su muro de laSexta.com. La columnista le dedica su último artículo a dar voz al descontento de las familias frente al plan del Gobierno.

La medida supone una "pérdida salarial que muchas familias no pueden permitirse", critica la escritora. El plan no contempla una retribución salarial para aquellos padres y madres que se queden en casa para cuidar a sus hijos e hijas porque están en cuarentena al haber estado en contacto con un positivo en el colegio, por ejemplo. Solo las familias de los casos positivos tienen derecho a una baja laboral retribuida.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, explicó el martes en una rueda de prensa que los padres solo serán amparados por una baja laboral retribuida cuando sus hijos sean diagnosticados como positivos por una prueba PCR.

Sin embargo, también especificó que, en caso de tratarse de una persona que cuide a un niño o niña en cuarentena por un posible brote en el colegio, sus progenitores no podrán acogerse a una baja laboral, sino que solo podrán hacerlo al Plan 'Mecuida', vigente hasta el 22 de septiembre, de momento.

 

Frente a esta situación la pregunta que se hace Malamadre, junto a muchas familias de España, es: "¿Cómo vamos a trabajar las madres y los padres de este país ante un posible contagio, una cuarentena o el cierre de un colegio?".

Mientras tanto, CC.OO. y UGT proponen sustituir el plan por un paquete de ayudas económicas para apoyar a las familiar que tengan que conciliar la vida laboral y familiar en el contexto de la pandemia.