La concejalía de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid ha explicado que "no estaba bien redactada" la información que se dio sobre las imágenes grabadas por drones que la Policía municipal compartió en redes sociales para desmentir las aglomeraciones en la capital: el vídeo difundido era del domingo y no del sábado, como querían hacer entender.

El sábado se produjeron grandes avalanchas de gente en las calles más céntricas de la capital, imágenes habituales en Navidad, pero que han provocado gran revuelo por producirse en plena pandemia. La Policía se valió de Twitter para compartir un vídeo negando las masas de gente: "Aunque a ras de suelo parecía que había muchas personas, desde el aire se pudo comprobar que la circulación era fluida y con distanciamiento social", reza el mensaje en la cuenta oficial.

 

Estas afirmaciones se remitieron también a través de un comunicado oficial: "Se envían imágenes aéreas de la Unida de Apoyo Aéreo (drones) de la Policía Municipal de Madrid del fin de semana 28 y 29 de noviembre de las 19:15 horas (Sol y Preciados) y del domingo 29 por la mañana (Rastro). Se puede apreciar como en el interior de las zonas aforadas y desde una perspectiva cenital se cumplen las medidas de distanciamiento social".

Sin embargo, analizando el vídeo, se ha descubierto que las imágenes publicadas pertenecen al domingo y no al sábado. ¿La culpable? Una carpa situada frente a la Puerta del Sol que sí aparece en los vídeos publicados de las aglomeraciones en la tarde del sábado y que no estaba el domingo, cuando grabaron los responsables policiales.

Fuentes de la concejalía de Seguridad a laSexta han afirmado que el correo remitido a los medios no estaba "bien redactado" y reconocen que las imágenes fueron documentadas el domingo, a pesar de que querían haberlas hecho pasar por vídeos de todo el fin de semana.