El joven de 22 años que resultó herido durante las cargas policiales en el Aeropuerto de El Prat de Barcelona por un impacto de una pelota ha perdido el ojo.

Todo sucedió en uno de los parkings del Aeropueto cuando agentes de la Policía intentaban dispersar la concentración contra la sentencia condenatoria del procés. El joven fue atendido en el lugar del incidente y posteriormente trasladado al Hospital de Bellvitge, en l'Hospitalet de Llobregat, con el globo ocular aplastado y varias lesiones en la cara.

El herido finalmente ha perdido la visión y el propio órgano ocular tras una intervención quirúrgica en el citado hospital, según ha podido saber laSexta por fuentes del centro.

El centro hospitalario no ha podido confirmar si las heridas que presenta el paciente han podido ser provocadas por pelotas de 'foam', utilizadas por los Mossos d'Esquadra, o de goma, utilizadas por la Policía Nacional.

De hecho, este cuerpo ha apuntado que disparó hasta 14 pelotas de goma para dispersar la protesta, unas armas que el Parlament de Cataluña prohibió utilizar a los Mossos d'Esquadra a raíz del caso de Ester Quintana.

La diferencia entre las pelotas de goma y los proyectiles 'foam' es que éstas se deben disparar rebotándolas contra el suelo y su trayectoria es imprevisible, mientras que las segundas, de un material viscoelástico menos lesivo, se disparan apuntando directamente al objetivo.

Según señalan a Efe los abogados de la plataforma pro-derechos humanos 'Som Defensores', siete de los 131 heridos en las cargas policiales producidas este lunes fueron por impacto de pelotas de goma o de proyectiles de precisión 'foam'.

Vídeo: VilaWeb