La Fiscalía Anticorrupción pide ocho años de cárcel para el exconsejero madrileño de Justicia Alfredo Prada y seis años para los otros cinco procesados por irregularidades en contratos del Campus de la Justicia de Madrid.

Entre ellos se encuentra también el policía Andrés Gómez Gordo, que fue asesor de María Dolores de Cospedal en Castilla-La Mancha y que está imputado en el caso Villarejo. El resto de los procesados por estos hechos son: Isabelino Baños, Mariano José Sanz y Alicio de las Heras -en sus condiciones de director general técnico, subdirector general técnico y director financiero del Campus, respectivamente- y Félix José García, que actuó como asesor, ha informado la Fiscalía en una nota de prensa.

En el auto de procesamiento, el magistrado José de la Mata indica que se calcula que estos hechos supusieron un menoscabo de cientos de millones de euros para las arcas públicas. La Fiscalía acusa a los seis procesados -todos ellos miembros de la Mesa de contratación- de haber concertado contrataciones con "deliberada, generalizada y reiterada elusión de los requisitos normativos y principios elementales de contratación, afectando a todas las fases del procedimiento de contratación: toma de decisión del gasto, selección de procedimiento de adjudicación, tramitación del procedimiento, adjudicación y ejecución".

Les considera por ello responsables de un delito continuado de prevaricación en concurso ideal con un delito continuado de malversación de caudales públicos y, además de la pena de prisión, pide para ellos penas de más de 10 años de inhabilitación absoluta.

Entre 2005 y 2015, el importe total de la contratación obtenido en los trabajos de fiscalización de la Cámara de Cuentas de la Comunidad de Madrid ascendió a 355.577.355,92 euros. Los gastos fueron efectuados por transferencia bancaria, pagos en efectivo y tarjeta de crédito.