El primer lote semanal de 350.000 dosis de la vacuna contra el COVID-19 que España tenía previsto recibir este lunes para continuar con la campaña de inmunización se ha pospuesto al martes por un retraso que la farmacéutica Pfizer que atribuye al proceso de carga y envío desde su fábrica en Bélgica.

"Parece que es una incidencia del proceso de carga y envío, relativo a la temperatura. Parece que está resuelto, así me lo ha comunicado el CEO de Pfizer España. Tendrían que estar disponibles mañana", ha señalado el ministro Illa en una entrevista en la 'Cadena SER'.

Pfizer España ha asegurado al Ministerio de Sanidad que la entrega "se retrasará una horas" y que las vacunas comprometidas para este lunes llegarán finalmente el martes. La farmacéutica ha comunicado al departamento que dirige Illa que esta misma noche había sido informada por su fábrica de Puurs (Bélgica) "del retraso de los envíos a ocho países europeos, incluida España, debido a un problema en el proceso de carga y envío".

El Ministerio de Sanidad ha informado de que, según la farmacéutica, "la situación ya está resuelta", aunque "la próxima entrega de vacunas se retrasará unas horas y llegará a España el martes 29 de diciembre para la continuación de la vacunación en todo el territorio nacional".

En este mismo sentido se ha pronunciado Illa en Al Rojo Vivo, donde ha señalado que Pfizer avisó al Gobierno a última hora de la tarde-noche del domingo de un un incidente "logístico, ya solventado", según ha explicado el ministro, que ha confirmado que las dosis esperadas para hoy "llegarán y mañana estarán disponibles en los distintos puntos designados por las comunidades autónomas".

Este domingo arrancó la campaña de inmunización en todas las comunidades autónomas con una entrega inicial de vacunas que fueron entregadas el sábado por la farmacéutica. Durante las próximas 12 semanas, está previsto que lleguen a España lotes semanales de 350.000 dosis hasta completar alrededor de 4,5 millones de inyecciones adquiridas a la farmacéutica estadounidense Pfizer y la alemana BioNTech.

El plan de vacunación

En esta primera etapa de vacunación se van a beneficiar los internos y trabajadores de residencias de mayores y centros de personas con discapacidad, personal sanitario y grandes dependientes al ser los colectivos más vulnerables y expuestos. Serán 2,29 millones de ciudadanos los que quedarán inmunizados entre enero y marzo con la doble dosis que se ha de aplicar de la vacuna, que se va distribuir de forma equitativa entre las regiones en función de su población de riesgo.

Las primeras 9.750 unidades de Pfizer, la misma cantidad recibida por cada país de la UE, se empezaron a inyectar este domingo en el conjunto de las comunidades autónomas.

La primera vacunada en España

Araceli Hidalgo, de 96 años, la residente de mayor edad del centro Los Olmos de Guadalajara, y la auxiliar de enfermería Mónica Tapias, la trabajadora más joven del centro, fueron las primeras personas en recibir el fármaco en España.

"Es un día de esperanza en Europa y en España. Estamos ante el principio del fin", dijo el domingo el ministro Illa, si bien hizo un llamamiento a no confiarse porque "quedan todavía meses por delante que no van a ser sencillos".

Junto a la vacuna de Pfizer/BioNTech, se espera que en próximas fechas esté disponible la de la compañía Moderna, que será evaluada por la Agencia Europea del Medicamento el 6 de enero. La vacuna llega en un momento de repunte de los contagios de coronavirus en España, con un aumento de la incidencia acumulada, que alcanza los 262 casos por cada 100.000 habitantes.