Preocupante situación económica a la que se enfrenta España tras la crisis del COVID-19. El Banco de España ha presentado sus perspectivas tras la pandemia y el escenario no es nada halagüeño.

El Banco de España dibuja tres posibles escenarios: si vuelve normalidad tras la pandemia, el PIB caería un 6,6%; si dicha normalidad vuelve en el cuarto trimestre, hablaríamos de una caída del 8%; y si al final de 2020 hay actividades como la hostelería y la restauración que no han regresado a la normalidad, se daría una caída del PIB del 13,6%.

El Banco de España estima que el desempleo se situará este 2020 entre el 18% y el 21%.

Con respecto a las cifras de paro, estima que el desempleo se situará este 2020 entre el 18% y el 21%. De cara a 2021, el Banco de España contempla una horquilla de paro de entre el 17,5% y el 19% y un crecimiento de la economía de entre un 5,5%y un 8,5%, lo que que se aleja del modelo de recuperación en 'V'.

Además, estima que habrá 4,6 millones de afectados por los ERTE o cese de actividad a raíz de la crisis del COVID-19, lo que supondrá un coste de 6.000 millones en prestaciones por desempleo. El organismo también cifra en 22.800 millones el coste de la moratoria de deudas con Hacienda

Estos datos dibujan una situación peor a la que preveía el Fondo Monetario Internacional, que hablaba de una rebaja el crecimiento de España en el segundo trimestre y estimaba una caída del 8% este año. Sobre la tasa de desempleo, el FMI auguró que aumentará seis puntos, hasta el 20,8%, en 2020, algo que sí se corresponde con las previsiones del Banco de España.

Hace apenas tres meses, y antes de la crisis sanitaria, el FMI vaticinaba un crecimiento del 1,6% de la economía española para este año y del 1,3% para el conjunto de la zona euro.

El Gobierno ya trabaja en una reanudación total de la actividad en dos tiempos.

Por su parte, el Gobierno de Sánchez ya trabaja en una reanudación total de la actividad en dos tiempos: "Uno que abarcará los sectores productivos hasta el verano y otro que se extenderá hasta final de año" y que afectaría a sectores como el turismo, la cultura o el ocio, según apuntó la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, el viernes pasado.

No obstante, este lunes la ministra ha reconocido que hay sectores que "van a permanecer con dificultades" hasta el próximo diciembre, pero ha evitado ahondar en el asunto porque el retorno a la actividad, así como el ritmo, "corresponde a la autoridad sanitaria" competente en la decisión.

Díaz también apuntó que la ministra de Industria, Reyes Maroto, está trabajando con el sector para definir "planes de actuación concretos" y salvar la actividad de la restauración, hostelería y comercio que "definen la estructura productiva de España".