Las personas con la pauta de vacunación completa contra el coronavirus que hayan tenido un contacto estrecho con un caso positivo, en general no tendrán que guardar cuarentena. Así lo han acordado este martes el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas.

Se trata de una de las novedades que contempla la última actualización de la 'Estrategia de detección precoz, vigilancia y control de COVID-19' aprobada en la Comisión de Salud Pública y publicada este miércoles, que recoge que "las personas que han recibido una pauta de vacunación completa y sean consideradas como contacto estrecho estarán exentas de la cuarentena".

El documento recoge que a estos contactos estrechos ya inmunizados se les hará una PCR al inicio y otra a los siete días del último contacto con la persona infectada. Además, se les recomendará evitar el contacto con personas vulnerables y no vacunadas, se les indicará el uso de mascarilla en sus interacciones sociales, no acudir a eventos multitudinarios y vigilar la posible aparición de síntomas.

Excepciones que sí tienen que aislarse

No obstante, el documento recoge una serie de excepciones a esta exención de cuarentena para contactos estrechos ya inmunizados. Así, aunque estén completamente vacunados, sí tendrán que hacer cuarentena en el contexto de brotes producidos por una de las variantes de mayor impacto para la salud pública (VOC) diferente de la Alfa (originada en Reino Unido) o si son contactos de casos en los que se diagnostiquen estas variantes.

En concreto, la última actualización de Sanidad sobre variantes del coronavirus contempla dos VOC además de la variante Alfa: Beta (predominante en Sudáfrica) y Gamma (predominante en Brasil). Así, actualmente los contactos estrechos de personas infectadas por estas dos últimas variantes sí tendrán que hacer cuarentena.

También tendrán que hacer cuarentena las personas con inmunodepresión completamente vacunadas y los contactos de aquellos casos en los que se sospeche una transmisión a partir de un animal.

En cuanto a los trabajadores sanitarios y sociosanitarios, estarán exentos de la cuarentena si están vacunados, pero se les retirará durante 10 días de la atención a personas vulnerables.

La actualización recoge que las autoridades de salud pública podrán establecer excepciones a la recomendación para contactos vacunados en determinados ámbitos, como los centros penitenciarios, donde a los reclusos vacunados se les podrá recomendar hacer cuarentena. Los contactos que rechacen hacerse una PCR o a quienes no se les pueda realizar también tienen que guardar cuarentena aunque estén completamente vacunados.

Las personas asintomáticas que hayan tenido COVID-19 confirmado por prueba diagnóstica en los 180 días anteriores y son contactos estrechos, en principio tampoco tienen que hacer cuarentena, con las mismas excepciones que los contactos vacunados.

En el caso de los contactos estrechos que realicen trabajos esenciales, las comunidades autónomas podrán establecer pautas de seguimiento específicas para ellos "en determinadas situaciones".