El candidato de Esquerra Republicana a presidir la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonès, ha revelado que el preacuerdo de investidura alcanzado entre su partido y la CUP incluye el compromiso de someterse a una cuestión de confianza a media legislatura.

Así lo ha indicado en un artículo publicado este lunes en el diario 'Ara', donde asegura que este compromiso "asegura la investidura y la aprobación de los presupuestos" catalanes, "dotando al nuevo Govern de una estabilidad totalmente necesaria".

"Es bueno y sano que cuando sea presidente de la Generalitat me someta a una cuestión de confianza a mitad de legislatura para evaluarnos, para renovar el acuerdo y para reforzar la estabilidad del Govern", ha defendido Aragonès, tras el anuncio el domingo del preacuerdo con la formación capitalista, que le acerca a ser investido este viernes, a la espera de saber si Junts per Cat le apoyará.

En su artículo, Aragonès urge a alcanzar un acuerdo que permita "poner en marcha este mismo viernes" el nuevo Govern, con el debate de investidura al que prevé presentarse, y se muestra "convencido" de que habrá entendimiento entre las fuerzas independentistas.

Para Aragonès, el preacuerdo con la CUP representa "la primera piedra de la nueva Generalitat republicana", aunque admite su "obligación de intensificar las negociaciones con Junts y la CUP para solidificar el acuerdo antes del viernes".

"Ante las dificultades que vive el país, estoy convencido de que podremos forjar un acuerdo de gobierno que nos permita afrontar con toda la fuerza y sin más demora todas las urgencias sociales, la reconstrucción económica del país y la resolución del conflicto con el Estado", asegura no obstante, concluyendo que el momento exige "voluntad de acuerdo" por parte de todos.