El president de la Generalitat, Pere Aragonès, ha asegurado que la decisión del Gobierno de conceder los indultos a los nueve presos del procés "es un reconocimiento que las condenas fueron injustas". Así se ha pronunciado en una declaración institucional minutos después de que el presidente del Ejecutivo central, Pedro Sánchez, haya anunciado la aprobación de los indultos a los condenados por el 1-O.

Aragonés ha valorado el gesto del Gobierno, al que ha tendido la mano para futuras negociaciones. El president ha remarcado así que es "la hora de la amnistía y del derecho a la autodeterminación", así como de pactar "un referéndum acordado", y ha insistido en este sentido en que el Govern destinará "todos sus esfuerzos para esta nueva etapa".

"Es hora de poner fin a la represión y de un referéndum acordado, es hora de la amnistía y de la autodeterminación, del dialogo, la política y la negociación para encontrar una salida democrática que respete el deseo de la mayoría del pueblo de Cataluña", ha señalado Aragonés, que ha "exigido" al Estado que se comprometa a "trabajar para encontrar una salida acordada al conflicto en Cataluña que parta del respeto a los principios fundamentales de la democracia y a los derechos humanos".

Respecto a la situación personal que supone este acuerdo del Consejo de Ministros para los nueve condenados, Aragonés ha insistido en que salen de prisión "con la cabeza bien alta y las ideas intactas, y con la voluntad reforzada de construir una república catalana libre y justa, europea y próspera": "Salen con el convencimiento de que es la hora de respetar la voluntad popular de los catalanes para resolver el conflicto entre Cataluña y el estado Español".

En este sentido, ha afirmado, "los indultos alivian su situación personal", pero ha incidido en que "en ningún caso acaba con el anhelo de la independencia y con la represión y de la situación de los exiliados con Puigdemont a la cabeza". "En ningún caso acaba con la causa general contra el independentismo", ha zanjado.

La próxima cita del Gobierno y el president de la Generalitat se celebrará "pronto", según ha explicado María Jesús Montero, si bien aún no se ha fijado una fecha. Tras ese encuentro se retomará la mesa de diálogo entre el Ejecutivo central y el catalán.

"Uno no tropieza dos veces con la misma piedra"

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha defendido tras el anuncio de Pedro Sánchez que los indultos a los presos del procés "no garantizan solucionar el conflicto en breve plazo", y que "no son garantía de éxito", ya que "es una cuestión de dos partes".

En una rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Montero ha subrayado que la medida es "un paso adelante" del Gobierno, pero ha insistido en que no puede darse por sentado que pronto pueda resolverse el problema con Cataluña porque la situación es difícil. "Sí creo que lo que nos permite es haber hecho los gestos que estaban en nuestra mano para poder seguir avanzando", ha añadido.

En este sentido, Montero ha hecho referencia a la posibilidad de que los presos reincidieran y ha confiado en que "uno no tropieza dos veces con la misma piedra".