Pedro Sánchez confía en que haya gobierno en diciembre y que él sea el presidente. Este miércoles ha anunciado que el domingo va a presentar un plan para vencer el bloqueo y avanzar tras las elecciones del 10 de noviembre, con compromisos concretos, asegura, y fechas.

Para ello, quiere habilitar como meses hábiles diciembre y enero, que no haya vacaciones en las Cortes Generales esos meses, tras su constitución el 3 de diciembre. Y con la intención de presentar el techo de gasto a primeros de año para tener los presupuestos generales en el primer trimestre de 2020.

Sánchez confía en ganar las elecciones y formar gobierno en diciembre para tener los presupuestos aprobados a principios de 2020.

"Voy a proponer que haya un gobierno para el mes de diciembre" y que las Cortes comiencen a trabajar cuanto antes: "Que no haya vacaciones parlamentarias, que el mes de diciembre sea un mes hábil, al igual que enero, para que las Cortes comiencen a trabajar cuanto antes". En cuanto al techo de gasto: "Vamos a presentar el techo de gasto a principios de enero, para que tengamos cuanto antes unos presupuestos generales del estado aprobados cuanto antes".

Repartiendo culpas

El presidente del Gobierno en funciones, en una entrevista en Telecinco, ha defendido que "el PSOE es el único partido que puede romper el bloqueo" e insiste en que "sólo hay dos alternativas, avanzar o bloquear". Ha culpado a PP, Ciudadanos y Unidas Podemos de la situación en la que se encuentra el país y ha asegurado que él está dispuesto "a compartir el poder para que España tenga un gobierno progresista" y salga de su actual situación.

Afirma que su prioridad es "tener un gobierno progresista" que tenga "estabilidad para aprobar Presupuestos" y "coherencia". Así preguntado por el que, según sus palabras, fue su "socio preferente" (Unidas Podemos), apunta que él nunca ha dicho que no quiera compartir el poder, pero entiende que para que exista acuerdom se debe compartir una hoja de ruta.

Sobre el PP, Sánchez ha reprochado su negativa a desbloquear, dice, la situación, recordando que Casado se ha ofrecido a un pacto siempre y cuando gane el PP, pero que descartan facilitar la investidura de Sánchez. También ha hablado de Ciudadanos y la propuesta de Albert Rivera. Ha dicho que tras el acuerdo fallido para formar gobierno en 2016, se distanció. "Mi relación con Rivera se rompió cuando se abrazó con la derecha".

En caso de ganar las elecciones del 10N, Sánchez asegura que mantendría a todos los miembros de su Gobierno, ya que se muestra satisfecho con el trabajo que han realizados sus ministras y ministros.

El PP dice que es "una broma de mal gusto"

Pablo Casado, desde Valencia, ya le ha contestado. Cree que es una "broma de mal gusto" que Sánchez diga que es el único capaz de desbloquear la situación. A juicio del líder del PP, pudo llegar a acuerdos con otros partidos, entre ellos Ciudadanos, y no quiso porque quería ir a elecciones para gobernar él solo". "Pedro Sánchez es sinónimo de bloqueo" y dice que la alternativa al desbloqueo es el Partido Popular.

Casado asegura que el desbloqueo pasa por el PP y que Sánchez es sinónimo de bloqueo.

Podemos defiende la coalición para desbloquear

En Unidas Podemos, consideran que el mejor plan en este sentido es aceptar formar una coalición para gobernar. El secretario de Acción de Gobierno, Pablo Echenique, ha asegurado que el desbloqueo tras la repetición electoral del 10 de noviembre va a depender de "la fuerza" que los votantes den a Unidas Podemos en las urnas.

Echenique dice que el mejor plan para desbloquear es "aceptar el mandato de la ciudadanía".

Así, ha considerado, ante el anuncio realizado por Sánchez de un plan para lograr que haya un nuevo gobierno en diciembre, que el mejor sería "aceptar el mandato de la ciudadanía" cuando no le otorgó la mayoría absoluta en las pasadas elecciones, tras lo que "lo normal" en democracia sería un Gobierno de coalición. Ha recriminado que el presidente en funciones "explicó en vivo y en directo" que nunca quiso aceptar este mandato ciudadano "porque iba a dormir mal" y fue él quien bloqueó "durante un montón de meses" la posibilidad de que hubiese un gobierno en España.