El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha subrayado que ETA ha desaparecido tras ser derrotada por la democracia española y, en consecuencia, la política penitenciaria de los presos de la banda terrorista debe ser revisada.

"El Gobierno de España está dispuesto a revisar esa política penitenciaria, pero por una sencilla razón y es porque ETA ha sido derrotada. Lo que le pido al conjunto de fuerzas políticas es que este no sea un elemento de división", ha explicado el presidente del Gobierno.

Sánchez ha mostrado su disposición a esa revisión en una conferencia de prensa conjunta en Berlín con la canciller alemana, Angela Merkel, y tras la reunión que mantuvo con el lehendakari, Iñigo Urkullu.

Al ser preguntado por el acuerdo al que llegó con Urkullu para crear una comisión bilateral sobre el acercamiento de presos etarras a cárceles vascas es cuando Pedro Sánchez ha defendido un cambio de la política penitenciaria actual porque "debemos aproximarnos de otra manera, ha dicho, a una realidad completamente distinta"