Pedro Sánchez ha trasladado en el Foro Económico Mundial de Davos un mensaje de confianza ante el nuevo Gobierno. "Consiste en una coalición entre PSOE y Unidas Podemos, partido a la izquierda del partido socialista. No será un Gobierno que se vaya a quedar a esperar a ver qué pasa, sino que estará dispuesto a actuar", ha señalado el presidente del Gobierno.

Lo ha trasladado en público y en privado ante los líderes empresariales mundiales, como los responsables de Apple y Google. En su discurso, el presidente ha querido despejar cualquier tipo de inquietud ante los inversores. "No puede haber justicia social sin justicia tributaria", ha apuntado, haciendo referencia a los impuestos y los paraísos fiscales.

Sánchez también ha anunciado un nuevo ingreso para reducir la tasa de pobreza

Además, ha anunciado también un nuevo ingreso para reducir la pobreza y ha insistido en que su Ejecutivo va a incidir en la mejora de la fiscalidad. "Hay que establecer una renta mínima vital para asegurar que todos los ciudadanos puedan ser libres de pobreza. Mantenemos nuestro compromiso para reducir el déficit y los niveles de deuda pública, que generará confianza entre los agentes sociales".

Mientras, la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, ha asegurado que en Bruselas están satisfechos con el nuevo Gobierno y ha descartado que haya preocupación. "No hemos recibido ningún mensaje de inquietud", ha apuntado.

Así mismo, la titular de Economía ha señalado que no renunciará a implantar en España el impuesto contra la elusión fiscal, la llamada 'Tasa Google'. "No renunciemos a la posibilidad de tener un sistema fiscal nacional que sea más justo". Una medida que el Ejecutivo va a estudiar.