La fecha (de la investidura) no está decidida, pero puede ser en cualquier momento. Es lo que dicen fuentes del entorno del presidente en funciones, Pedro Sánchez, a laSexta.

El martes 2 de julio Sánchez se reunirá con la presidenta del Congreso para fijar una fecha. Meritxell Batet ha dicho que todavía no saben si tendrá los apoyos suficientes, pero ha asegurado que "sería bueno para el país que hubiera investidura y un Gobierno a pleno rendimiento".

Con o sin apoyos

El candidato socialista se presentará al debate de investidura tenga o no los apoyos, según fuentes socialistas, para que España tenga un gobierno progresista, europeísta y moderado. La intención de Sánchez es presentarse en julio; se habla de la segunda o tercera semana del próximo mes.

Sánchez quiere presentarse en julio a la investidura aunque no tenga los apoyos garantizados.

Una investidura fallida serviría, no obstante, para poner en marcha los plazos que, en caso de fracasar en segunda votación, conducirían a una nueva convocatoria de elecciones.

Negociaciones bloqueadas

La negociación entre Sánchez y Pablo Iglesias, líder de Unidas Podemos, se encuentra bloqueada, dicen fuentes del entorno del presidente. Aseguran que Iglesias no descarta votar en contra.

El líder de Podemos exige tener representación en el Consejo de Ministros, con lo que Sánchez sólo cuenta de momento con el apoyo de los 123 diputados del PSOE y de los dos del PRC y Compromís.

El PSOE defiende que España "no tiene tiempo de perder" y que necesita un Gobierno "cuanto antes".

La fecha elegida, el martes 2 de julio, por Sánchez para reunirse con Batet es la primera disponible en su agenda después de los compromisos internacionales que afrontará en de los próximos días, con la cumbre del G-20 en Japón, y el Consejo Europeo Extraordinario de Bruselas.