Pedro Sánchez y Quim Torra han acordado iniciar el diálogo político este mes de febrero, según ha anunciado el presidente del Gobierno tras la reunión en el Palau de la Generalitat con el president, quien también lo ha confirmado en la rueda de prensa posterior.

Sánchez ha asegurado que tiene la voluntad de encabezar esa primera reunión y Torra igualmente ha dicho que su propuesta es que la mesa la lideren los dos presidentes.

"La composición de la comisión tendremos que negociarla. Manifiesto mi voluntad de encabezarla. Insisto, es algo que tendremos que hablar, así como la agenda y el orden del día", ha asegurado el presidente del Gobierno.

"Sánchez me ha trasladado la voluntad de organizar la mesa cuanto antes, yo le he dicho que hay que establecer dos equipos liderados por los presidentes, no hace falta perder el tiempo", ha explicado, por su parte, Torra.

Igualmente ha dicho que "si tenemos que negociar tiene que ser para ir a la raíz del problema. No estamos aquí para generar falsas promesas sino para aportar una solución".

Sánchez: "El Gobierno ha trasladado las bases del diálogo, un documento, con todos aquellos asuntos que se han demandado en los últimos años".

"Buscamos la relación bilateral España-Cataluña porque nos consideramos un sujeto político y tenemos que hablar de igual a igual. Hablamos de gestos y nosotros buscamos soluciones. Queremos abordar el conflicto político".

Sánchez ha insistido en que la meta es el reencuentro. "Hemos acordado algunas consideraciones. El Gobierno ha trasladado las bases del diálogo, un documento, con todos aquellos asuntos que se ha demandado en los últimos años, con 44 puntos. Hemos acordado celebrar la primera reunión de esta comisión bilateral dentro del presente mes, en febrero"

Agenda para el Reencuentro

El presidente ha presentado a Torra la 'Agenda para el Reencuentro', con el objetivo de "abrir vías de negociación y diálogo sobre el futuro de Cataluña". "Me ha presentado el documento con otros temas que no hemos leído, no se deben tratar en la mesa de diálogo", ha añadido.

Torra: "Me ha presentado el documento con otros temas que no hemos leído, no se deben tratar en la mesa de diálogo".

Una Mesa de diálogo que impuso Esquerra Republicana como condición para apoyar la investidura de Pedro Sánchez. Así, desarrollaron un documento con la intención de establecer un calendario "transparente" para los encuentros entre ambos gobiernos, destacando "la libertad de contenidos" en las "propuestas detalladas sobre el futuro de Cataluña".

ERC impuso esta Mesa de diálogo como condición para apoyar a Sánchez

El partido de Oriol Junqueras destacó, además, que este diálogo comenzara en los 15 días posteriores a la formación de Gobierno. Y ahora el Ejecutivo ha trasladado su intención de "comenzar el diálogo político en el mes de febrero en la reunión constitutiva de la Mesa de diálogo, que tiene como objetivo buscar soluciones políticas que reflejen los intereses de una amplia mayoría de catalanes".

Evitar la judicialización de la política o impulsar la regeneración democrática son otros de los aspectos en los que pone el foco el Gobierno de Pedro Sánchez en este documento. Y es que, el Ejecutivo de coalición considera importante la "búsqueda de soluciones en el marco de la ley y el respeto a la seguridad jurídica", así como incluir "medidas para la supresión de los aforamientos, un plan contra la corrupción y la renovación de los órganos constitucionales".