El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha pedido a los grupos de derechas que acepten los resultados de las "cinco elecciones" en la tercera sesión del debate de investidura. Además, ha señalado que las fuerzas que están en el 'no' "han indo cambiando de argumentos para justificar el bloqueo": "No aceptaron un gobierno socialista en solitario cuando hubo la oportunidad".

Esta última frase ha provocado un revuelto en la cámara con gritos de la oposición. "El Congreso es de todos, respeten el uso de la palabra. Tengan un poco de nivel democrático. La cámara no es suya", ha apuntado Sánchez.

Sánchez se compromete a buscar fórmulas para evitar el bloqueo

Asimismo, el presidente en funciones se ha comprometido a buscar fórmulas para evitar futuros bloqueos: "Cuando acabe esta sesión será momento para buscar mecanismos para que este vacío no se vuelva a producir. Buscaremos fórmulas con los grupos para facilitar fórmulas de gobierno frente a fórmulas de bloqueo".

"Comprendo la contrariedad de las fuerzas conservadoras. Si es que lo han intentado todo, cinco elecciones y han fracasado. Si una mayoría respalda la investidura, volverán a fracasar", ha añadido, recordando que "cinco elecciones con el mismo resultado no es una coincidencia": "Se llama democracia".

Antes de la segunda votación, en la que solo necesita mayoría simple para salir investido presidente y que previsiblemente saldrá adelante, ha señalado que es inadmisible que España haya estado durante un año y medio sin un "gobierno en plenitud de facultades": "Es inadmisible que esto se repita en el futuro, pero tampoco un día más. Los españoles ha cumplido con su obligación de votar cinco veces en un año y tenemos que darles lo que han pedido, un gobierno acorde a lo que han pedido".

Sánchez ha calificado como "la España que bloquea sin alternativa" a los partidos que se han situado en el 'no': "Una curiosa coalición que incluye desde la ultraderecha a los antisistema y los nacionalismos más intransigentes".

El líder socialista ha aprovechado su discurso para recordar algunas de las medidas que promete llevar a cabo en el primero gobierno de coalición de la democracia española, entre los que se incluye la subida del Salario Mínimo Interprofesional, la subida de impuestos a las rentas más altas o la derogación parcial de la reforma laboral del PP.

"Restauraremos los derechos sociales"

"Vamos a proteger los derechos de trabajadores, evitar la precariedad laboral, pero eso no perjudica a nadie, menos a empresarios. Restauraremos los derechos sociales en educación, sanidad, pensiones, igualdad, que han ido recortándose durante los gobiernos del PP. Eso no debería de incomodar a nadie. Tampoco a los votantes conservadores a quienes representan", ha apuntado.

Además ha recordado que derogarán la ley mordaza y que lucharan firmemente contra el cambio climático "asegurando la transición" para vernos "beneficiados de un aire más puro". También ha hecho referencia a la España vaciada.

Para finalizar ha pedido acabar con el "clima tóxico" en el Congreso y la "atmósfera de irritación" que, según apunta, han llevado las derechas. "No contribuyan con nuestras palabras a que la convivencia se resienta, con más división en calles, familias y empresas. Eso también es patriotismo", ha zanjado.