El candidato a la investidura, Pedro Sánchez, ha arrancado la exposición de su programa de gobierno en el debate de investidura en el Congreso dejando claro que con los pactos alcanzados para conseguir la mayoría "no se va a romper España" ni "la Constitución": "Lo que se va a romper es el bloqueo al gobierno progresista democráticamente elegido por los españoles".

Sánchez ha hecho hincapié en la larga historia del Partido Socialista, con más de 140 años de historia, remarcando que se trata de "un partido que no se rinde" y que "encara situaciones de superación". Tras los ataques de la derecha por su acuerdo con ERC, el candidato a la presidencia del Gobierno ha dejado claro que "el PSOE es un partido español formado por compatriotas". "Un partido español", ha enfatizado.

"Se equivocan los que desde la derecha ponen en duda el compromiso de la izquierda con España. Pido respeto. El respeto a la pluralidad es mecanismo esencial de la democracia", ha puntualizado en clara referencia a las críticas de PP, Ciudadanos y Vox.

En su discurso también se ha referdio a las últimas decisiones de la Junta Electoral Central sobre la inhabilitación de Quim Torra y Oriol Junqueras y ha hablado de "zancadillas por parte de la derecha": "Dejo constancia de mi pesar por la conducta de las fuerzas de derecha al negarse a prestar contribución a la Gobernabilidad".

El líder del PSOE ha recordado que "es evidente que en nuestro país no existe un único modo de vivir o de sentir la identidad nacional" y que "los sentimientos no pueden oponerse a la fuerza". "La clave de la cohesión consiste en compatibilizar sentimientos diversos. Hoy existe en un sector amplio de la población catalana un sentimiento de agravio respecto a las instituciones catalanas y existe otro sector amplio que se siente ignorado", ha señalado.

En este sentido ha expresado que eso es "el resultado de la incapacidad política y el abandono de la vía política para resolver un conflicto que es de naturaleza política".

"Propongo recomenzar"

En este punto ha dejado clara su intención de "dejar atrás la deriva judicial que tanta factura ha dejado en la ciudadanía catalana y española": "Es una crisis heredada de la que ya advirtió el PSOE en la oposición y que asumimos con toda lealtad institucional para devolver a la política un conflicto político".

"Hay que retomar la vía política, la del diálogo, negociación y el pacto amparado lógicamente por la constitución", ha remarcado recordando que "llevamos demasiado tiempo acumulando agravios": "Lo que propongo a esta Cámara es recomenzar. Retomar nuestro diálogo político en el momento en el que los caminos se separaron. Retomar el diálogo. Retomar la senda política dejando atrás la judicialización del conflicto".

Las medidas de su gobierno "con mirada progresista"

En el arranque de su intervención, Sánchez también ha aprovechado para señalar que para él es "un honor" obtener la confianza de la Cámara y "abrir un nuevo tiempo". "Los españoles han votado cinco veces en el 2019 y en las cinco elecciones el PSOE ha obtenido una mayoría clara", ha señalado.

El líder del PSOE ha querido recordar que "las elecciones arrojaron otro resultado": "Los españoles repartieron sus preferencias entre 19 fuerzas políticas diferentes, esa es la voluntad de los españoles y nos corresponde a nosotros traducirla en gobierno. Debemos traducir su voluntad en gobierno y no en bloqueo".

Los cuatro ejes de Sánchez: justicia social, servicios públicos, libertad y diálogo

Sánchez ha anunciado que gobernará "con mirada progresista" con la intención de "alcanzar acuerdos transversales en asuntos de estado". Esto se basará en cuatro principios: "Justicia social, defensa de los servicios públicos, libertad, cohesión y diálogo territorial".

El líder socialista ha recordado que "hay más de 12 millones de personas en riesgo de pobreza, una tasa paro demasiado elevada y hay trabajadores que soportan precariedad laboral y pobreza. Uno de cada ocho trabajadores está en riesgo de pobreza, la mayoría mujeres".

También ha reivindicado la "libertad frente a la intrusión arbitraria de las instituciones", algo "incompatible con la ley mordaza o ilegalizar organizaciones si no piensan como uno o clausurar medios de comunicación". Así, ha revindicado el derecho a vivir "sin sufrir discriminación ni violencia por ser mujer, no soportar persecución por orientación sexual o por raza".

"Seguiremos defendiendo lo obvio todo el tiempo que haga falta para devolver el fanatismo y la intolerancia a la irrelevancia", ha zanjado.

Sánchez también ha hecho referencia a la España vaciada y se ha reafirmado en la "obligación" de "llenar esa España interior": "El Gobierno tomará todas las medidas que sean necesarias para mejorar el modelo territorial".

"Hay consenso para derogar la reforma laboral"

Por otra parte, ha apuntado que "hay consenso para derogar la reforma laboral" y se ha comprometido en avanzar para conseguir "empleo digno". Además ha adelantado que continuará "con la equiparación salarial de la Policía y la Guardia Civil".

Sánchez quiere un "nuevo Pacto de Toledo"

En materia de pensiones, Pedro Sánchez ha desvelado que planteará a todas las fuerzas políticas "un nuevo Pacto de Toledo" para garantizar "mediante su blindaje en la Constitución" la sostenibilidad del sistema de pensiones.

En este sentido ha anunciado que su gobierno actualizará "mediante ley las pensiones conforme al IPC", además de aumentar "el poder adquisitivo de las pensiones mínimas y las no contributivas".

También se ha comprometido a impulsar la "reducción de la brecha de género en las pensiones y la ampliación de las pensiones de viudedad en los casos de parejas sin vínculo matrimonial".

Lucha contra la burbuja del alquiler

El líder del PSOE también ha anunciado que luchará por "frenar las subidas abusivas de los alquileres poniendo techo en zonas de mercado tensionado".

Además, impulsará "medidas de realojo inmediato en situaciones de vulnerabilidad", así como el fomento del "alquiler social para las personas que hayan sufrido un proceso de ejecución hipotecaria y no tengan alternativa habitacional".

Sobre el alquiler turístico, ha anunciado que reforzarán "las potestades de las comunidades de propietarios para que puedan condicionar el ejercicio de esa actividad".

Sánchez promete regular la Eutanasia

Tras un año marcado por el caso de Ángel Hernandez, el hombre que ayudó a morir a su mujer enferma terminal, Sánchez se ha comprometido a aprobar "una Ley de Regulación de la Eutanasia que reconozca el derecho a la muerte digna".

"Es una exigencia de la sociedad, que cada vez nos ofrece más casos estremecedores de personas incapacitadas para decidir sobre su propia muerte. Seguiremos avanzando también en los derechos de las personas con diversidad funcional mediante el desarrollo de normas y leyes inclusivas", ha señalado.

Busca recuperar los bienes "expoliados por el franquismo" empezando por el Pazo de Meirás

Tras haber llevado a término la exhumación de Franco, Sánchez ha advertido de que su gobierno proseguirá "ese camino de reparación" y se ha comprometido a desarrollar "actuaciones de reconocimiento y reparación de las víctimas de la Guerra Civil y la Dictadura, declarando el 31 de octubre como día de recuerdo para todas las víctimas del franquismo, y el día 8 de mayo como el día de reconocimiento a las víctimas del exilio".

También ha anunciado que retirarán "la simbología franquista de los lugares públicos" y que anularán "las condecoraciones derivadas de acciones represivas ejercidas durante la dictadura".

Asimismo auditarán "los bienes expoliados por el franquismo para devolverlos a sus legítimos titulares, empezando por la recuperación lo antes posible del Pazo de Meirás para el patrimonio público".

Reforma del bono social eléctrico

El líder del PSOE también ha anunciado que, siguiendo en su "voluntad de proteger a las familias más vulnerables", iniciará una reforma del bono social eléctrico.

Para ello creará un bono general que "incluirá también un bono gasista": "Además, prohibiremos los cortes de suministros básicos cuando el impago se deba a motivos ajenos a la voluntad de los titulares".

En este sentido, también ha anunciado que el futuro gobierno regulará y fomentará el autoconsumo energético "simplificando los trámites administrativos y técnicos para autoconsumir sin sobrecostes".