Pedro Sánchez habla de "coordinación" y "colaboración" entre ministerios en lugar de una "intervención" por parte de Nadia Calviño en la reforma laboral por la crisis abierta con Unidas Podemos a raíz de esta situación.

La polémica ha estallado en la mañana de este viernes, cuando la formación morada ha pedido una "reunión urgente" al PSOE para hacer un seguimiento al Gobierno de coalición debido a lo que consideran una "injerencia" por parte de la ministra de Asuntos Económicos.

Desde Unidas Podemos, consideran que Calviño está poniendo dificultades en esta reforma, pero fuentes socialistas destacan la "muy buena salud" de la coalición.

 

"No hay intromisión; lo que hay es colaboración, coordinación, un aporte por parte de todos los ministerios", ha explicado Sánchez, que insiste en que la propuesta de la reforma laboral llegaría antes de que acabe el año.