Pedro Sánchez asegura que él podría ser presidente del Gobierno, pero "no dormiría por las noches". "Tendría que haber aceptado que el ministro de Hacienda, de la política energética o el encargado de las pensiones fuera una persona del círculo cercano de Iglesias con poca experiencia de gestión [...] creo que el 95% de ciudadanos, incluso los votantes de Unidas Podemos, no dormirían tranquilos", afirma.

El presidente del Gobierno en funciones considera que el PSOE tiene con Unidas Podemos "serias discrepancias en temas fundamentales como la cuestión catalana", pero no cierra la puerta por completo a esta formación: "No diría un 'no es no', pero se ha demostrado estos meses que el planteamiento del gobierno de coalición con Unidas Podemos es inviable".

Sánchez considera a Unidas Podemos socio preferente

Sánchez califica a los de Pablo Iglesias como socios preferentes y defiende la posibilidad de llegar a acuerdos "en políticas concretas para poner en marcha una legislatura progresista".

Acerca de Íñigo Errejón, considera "positivas y esperanzadoras" algunas de las cosas que él ha llevado a cabo. Ante la posibilidad de que se presente a las generales y la candidatura pueda restarle votos, Sánchez ha indicado que "los votos no son de un partido u otro, los votos son de los ciudadanos".

Sobre un posible acuerdo con Ciudadanos, Sánchez apunta que se trata de algo "surrealista, de ciencia ficción" y sostiene que los de Albert Rivera quieren "suspender sine die la autonomía de Cataluña".

Precisamente, sobre Cataluña, el presidente en funciones apunta que, si fuera necesario, el Ejecutivo recurriría a "todos resortes del Estado para defender el orden constitucional". "No le quepa duda a nadie de eso", ha puntualizado.

Sánchez desvela la hoja de ruta del PSOE en salarios y pensiones

En materia económica y social, el presidente en funciones muestra su compromiso a subir el salario mínimo: "Nuestro objetivo es alcanzar el 60% del salario medio como marca en la Carta Social Europea". Sobre las pensiones, indica que "el compromiso es que los jubilados y las jubiladas vean revalorizadas su pensiones conforme al IPC".

En esta línea también defiende la "subida salarial para los funcionarios" para cumplir "el compromiso acordado con los sindicatos de la función pública".

Ante la repetición electoral, Sánchez pregunta: "¿Por qué iba a querer repetir las elecciones quien las ha ganado?". Además, apunta que "no deja de ser curioso que haya un bloque que tenga el único objetivo", sacarle de Moncloa.

No obstante, el secretario general del PSOE subraya que también se siente responsable de la repetición electoral del 10N porque su formación es "la primera fuerza política del país" y defiende que él ha antepuesto "el interés general, un gobierno coherente, que tenga una única dirección".

Asimismo, Sánchez hace un llamamiento a la estabilidad: "Si no hay mimbres para poner en marcha un gobierno que funcione tenemos que decirle a la ciudadanía que necesitamos mayor estabilidad". Insiste en que "el PSOE está donde siempre ha estado, en una izquierda moderada, posibilista y pragmática que quiere abordar los desafíos contemporáneos".