El primer cara a cara entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en el Congreso confirma el bloqueo y el fracaso de las negociaciones para formar Gobierno y evitar nuevas elecciones.

El líder de Unidas Podemos ha pedido sentarse a negociar con el candidato socialista: "Sentémonos y pongámonos a trabajar, y si no logramos un acuerdo, al menos la gente no se sentirá ofendida", ha dicho.

Fuentes de Podemos han asegurado a laSexta que Pablo Iglesias va a llamar al presidente en funciones, a pesar de que Sánchez ya ha dado a entender que si es para discutir sobre un gobierno de coalición, que no se moleste.

Iglesias emplaza a Sánchez a una reunión cara a cara: "Al menos la gente no se sentirá ofendida".

El líder de Podemos le ha reprochado a Sánchez que desde la investidura fallida "me ha llamado cero veces". "Cree que es serio dejar pasar el mes de agosto", se ha preguntado Iglesias: "Le tendré que llamar yo".

Pero Sánchez le ha repetido que no habrá gobierno de coalición, y que convoque a la mesa de negociación si tiene una oferta alternativa. "Si usted tiene a alguna cuestión que plantear en la negociación, convoque la mesa de negociación y expliquen si tienen alguna cuestión más allá del gobierno de coalición que plantear al PSOE".

La propuesta de julio

Sin embargo, Iglesias insiste en retomar las conversaciones de julio. "Ustedes nos hicieron una propuesta en julio y nosotros les hicimos una contrapropuesta. Le propongo que sobre la base de esas dos propuestas nos sentemos a negociar. El acuerdo no va a ser satisfactorio ni para ustedes ni para nosotros", ha asumido.

"No es satisfactorio aceptar un Gobierno de coalición en el que se nos ha vetado y en el que se nos plantea un reparto muy lejos de la proporcionalidad. Y tampoco para ustedes porque quieren un Gobierno de partido único. Pero si llegamos a ese acuerdo, aunque no sea satisfactorio, sobre la base de la propuesta de ustedes y de nuestra última propuesta, estaría ganando la ciudadanía de este país".

Según Iglesias, es "preferible un gobierno de coalición que una repetición electoral".

Para Iglesias, "es preferible siempre un gobierno de coalición que una repetición electoral" y a su juicio, la gente no ve bien que se adelante elecciones "para tener ventajas electoral". "Creo que se equivoca si usted hace caso a los asesores que le dicen que por algún escaño más es preferible repetir elecciones".

"Usted me vetó y yo me retiré. Dijo que era el único escollo para un acuerdo. Le pido que respete al menos su palabra", ha reprochado Iglesias a Sánchez.

Sánchez descarta la coalición

El presidente en funciones le ha recordado que en julio le ofreció un Gobierno de coalición "y ustedes lo rechazaron, dijeron que no querían un gobierno con el Ministerio de Sanidad, con el de Igualdad, que les parecía insuficiente, que venían a cambiar las cosas y que se cambian desde Hacienda etc, y que todo lo demás era poco más que farfolla".

Sánchez ha asegurado que no quiere ir a nuevas elecciones y que el PSOE quiere "un gobierno con amplia mayoría parlamentaria":"No queremos elecciones, yo no quiero elecciones".

"Después de cuatro elecciones, somos los últimos a los que interesan nuevas elecciones".

"Después de cuatro elecciones, somos los últimos a los que interesan elecciones", ha dicho Sánchez desde la tribuna. Ha asegurado que él es el "primer interesado" en que haya gobierno en España y ha dicho que los españoles "ya han hablado":

Ha pedido al líder de Podemos que sopese la oferta programática de los socialistas y le ha advertido de que hay muchas formas de entenderse y no solo la coalición y le ha reclamado una vez más que permita su investidura.

Responsabilidad de todos los partidos

Sánchez ha recordado que el que haya un gobierno en España "depende del Gobierno en funciones y del grupo parlamentario (...) pero no solo depende de nosotros, también de los 350 diputados de esta Cámara".

Ha pedido a los partidos de la oposición que "abandonen el bloqueo" para que pueda dar comienzo la legislatura y "se construya un gobierno progresista".

A su juicio, es imprescindible que se inicie la legislatura. "Para lograrlo", ha sostenido, "es imprescindible que los principales partidos de la oposición abandonen el bloqueo y que se construya un gobierno progresista, que es lo que votaron los españoles el pasado 28 de abril".