El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha comparecido en el Congreso sobre la situación política en Cataluña ante el aumento de la tensión. "Necesitamos fortalecer el proyecto europeo y el proyecto colectivo de España", ha señalado.

El Gobierno enviará a Cataluña un "número suficiente" de efectivos policiales en caso de que el Govern persista en su política de permisividad y de dejación de funciones ante las acciones de los CDR.

Es la advertencia que ha reafirmado Sánchez, en línea con la carta remitida por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, al conseller de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet.

En el Pleno del Congreso de los Diputados, Sánchez ha dejado claro al Govern catalán que "no aceptará que se produzca" ninguna "dejación de funciones" en relación con las instrucciones que deben recibir los Mossos para garantizar la seguridad en Cataluña, como la que tuvo lugar el fin de semana ante el cierre de la AP-7 durante 15 horas por los CDR y los levantamientos de las barreras de peaje en otras vías catalanas.

Además, Sánchez ha anunciado que el Consejo de Ministros aprobará el próximo día 21 una subida del 22% del salario mínimo interprofesional, un incremento que en principio se había vinculado a la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado.

El jefe del Ejecutivo ha resaltado que ese incremento del 22% del salario mínimo será el "mayor" desde 1977. "Un país rico no puede tener trabajadores pobres", ha enfatizado.