El PSOE ha respondido a la carta "urgente" que le ha enviado Ciudadanos para mantener una reunión sobre una posible abstención de la formación naranja en una futura investidura.

La misiva, dirigida a Albert Rivera, comienza agradeciendo "su tardía comunicación y ha plasmado "la respuesta a su ofrecimiento de una solución de estado" contribuyendo "desde la oposición al desbloqueo político".

Uno de los elementos más destacados de la carta ha sido el saludo al líder de Ciudadanos. Y es que, con bolígrafo han tachado la expresión "señor Rivera", escrita a ordenador", y la han cambiado por un "querido Albert".

Tras esto, el PSOE ha respondido a los compromisos exigidos por la formación de Rivera para apoyarles con una abstención. En primer lugar, la misiva dice que el PSOE ya tiene un Gobierno en Navarra "plenamente comprometido con la defensa de la Constitución y del que no forma parte EH Bildu". Y es que, Rivera pedía que el PSOE rompiera con este partido y negociara un Gobierno "constitucionalista".

Respecto a las exigencias relacionadas con Cataluña, Pedro Sánchez recalca su "pleno compromiso con la Constitución, defendiendo el diálogo dentro de la legalidad" y dice que de darse una nueva vulneración de la Constitución, "no vacilaría en hacer uso de sus competencias para garantizar la soberanía nacional" con la aplicación "del artículo 155".

Del tercer compromiso, el de política económica, el PSOE recuerda que en su programa queda claro que ellos "pretenden aliviar la carga fiscal de los trabajadores y de las clases medias, entre ellos de los autónomos". Ante todo esto, dice que no hay impedimento para que Ciudadanos les dé su abstención.

Para finalizar, volvemos a encontrar una expresión escrita a mano. El presidente del Gobierno en funciones se ha despedido con "un abrazo" y su firma.