El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha valorado este viernes la inminente exhumación del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos como "una gran victoria de la democracia española" a pesar de que muchos pensaron en su día que "no iba a ser posible". "La democracia española cumple siempre con sus compromisos", ha remarcado.

Esta ha sido la única alusión que Sánchez ha hecho en un mitin de precampaña en Valladolid a la decisión tomada este viernes por el Consejo de Ministros, a iniciativa suya, para que desde esta tarde el Valle de los Caídos permanezca cerrado con el objetivo de ejecutar la exhumación antes del próximo 25 de octubre, y previsiblemente entre los días 18 a 22.

Como viene haciendo en estos mítines de precampaña, Sánchez ha llamado a la participación en las elecciones generales del 10 de noviembre porque hoy existen más motivos si cabe para acudir a las urnas que el pasado 28 de abril, dado que la amenaza de la ultraderecha es más real tras su entrada en las instituciones.

"Una España movilizada es una España desbloqueada", ha proclamado, abundando en la idea de que sólo un partido, el PSOE, garantiza la formación de un Gobierno, mientras que el resto de opciones, más allá de representar una "sopa de siglas", sólo pueden perpetuar el bloqueo.

Atendiendo al enfoque de su campaña, que apunta al PP como el principal adversario, Sánchez ha contrapuesto su equipo económico de solvencia, con la ministra Nadia Calviño al frente, en contraposición con la ausencia de economistas de prestigio en las filas de los 'populares'.

De hecho, Sánchez ha recordado como el fichaje del PP para las generales del 28 de abril, Daniel Lacalle, abandonó el partido tras el batacazo electoral y después de que en una entrevista sostuviera que el debate en torno a las pensiones no es la revalorización sino cuánto se recortan.

Franco será exhumado antes del 25 de octubre del Valle de los Caídos