Pedro Sánchez encara la investidura con los apoyos justos para ser presidente y la incógnita de si ERC se mantendrá en la abstención tras la decisión de la Junta Electoral Central de inhabilitar a Quim Torra y a Oriol Junqueras como president y eurodiputado, respectivamente. Una abstención de la que depende el éxito de la investidura, que aún podría peligrar, antes del arranque el debate, el tercero que afronta Sánchez y el segundo en menos de un año. De hecho, ERC ha convocado a su directiva de forma urgente este sábado para valorar las resoluciones de la JEC.

No obstante, si los votos de los grupos parlamentarios se mantienen según lo previsto, Sánchez será investido presidente en segunda vuelta el próximo martes, 7 de enero. Ese día, el líder socialista podría desprenderse de la etiqueta "en funciones", ya que en esa segunda votación solo necesita una mayoría simple.

Aunque el pleno comienza este sábado, 4 de enero, el candidato no se ha asegurado los apoyos necesarios hasta este mismo viernes, cuando el Bloque Nacionalista Galego (BNG) ha decidido que su único diputado vote 'sí'. Un apoyo con el que Sánchez se garantiza más votos a favor que en contra en esa segunda vuelta. En la primera, prevista para el domingo 5, sería necesaria una mayoría absoluta de 176 diputados, de la que Sánchez no dispone.

El respaldo del BNG se ha producido el mismo día en que el PSOE también ha firmado acuerdos para la investidura con Nueva Canarias, Compromís y Teruel Existe, y apenas unas horas después de que, inesperadamente, el Partido Regionalista de Cantabria (PRC) cambiase su posicionamiento y se situase en el 'no', una decisión que el partido de Miguel Ángel Revilla ha adoptado tras conocer el acuerdo entre el PSOE y ERC para la abstención de la formación independentista, cuyo contenido considera "inasumible".

Tras el BNG, se ha pronunciado Coalición Canaria, cuya diputada se abstendrá. Sin embargo, con el voto a favor del diputado gallego, el suyo ya no era determinante para facilitar la investidura: sumando al del BNG los apoyos de Unidas Podemos, Más País, Teruel Existe, Nueva Canarias y el propio PSOE, Sánchez suma 167 'síes', frente a los 164 'noes' de PP, Vox, Navarra Suma, Ciudadanos, Junts per Catalunya, la CUP y el PRC.

Además de la diputada de CC, se abstendrán, en principio, los 13 diputados de ERC y los cinco de Bildu, con lo que, si todo sigue igual, Sánchez logrará la mayoría simple el martes.

La abstención de ERC, de nuevo en duda

La abstención de Esquerra Republicana ha sido uno de los grandes escollos para garantizar la investidura y aún podría peligrar. Tras varias semanas de conversaciones, ambas formaciones han pactado la celebración de una mesa bilateral de diálogo entre el Gobierno central y el Govern de la Generalitat, recogida en un acuerdo que también reconoce la existencia de un conflicto político en Cataluña.

Sin embargo, la formación independentista podría alterar su posición después de que la JEC haya inhabilitado a Torra, ante lo que ERC ha convocado una Ejecutiva Nacional Extraordinaria de su dirección este mismo sábado, a las 10:30 horas. En dicha reunión, el partido "valorará las consecuencias inmediatas en el calendario político" de la decisión de la Junta.

En cambio, si Esquerra se mantiene en la abstención y todo continúa según lo acordado con el resto de partidos, Pedro Sánchez será investido presidente dos meses después de las elecciones del 10N, permitiendo la formación del primer gobierno de coalición en España desde la recuperación de la democracia. Un Ejecutivo que contará con cuatro ministros de Unidas Podemos y con Pablo Iglesias como vicepresidente.

Este acuerdo entre los socialistas y la formación morada se materializó hace unos días en la rúbrica de un programa conjunto, que llegaba tras la firma de un preacuerdo horas después de los comicios. Estos, por otro lado, se celebraron después de que las negociaciones entre ambos partidos se frustraran el pasado verano, desembocando en una investidura fallida.

Los tiempos del pleno

El debate de investidura de este sábado, 4 de enero, arranca a las 09:00 horas con la lectura de la propuesta del candidato entregada por el rey a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet. Será entonces el turno del propio Pedro Sánchez, que subirá a la tribuna para exponer su programa.

Después de esta intervención inicial del presidente en funciones habrá un receso, tras el cual hablarán los representantes de los distintos grupos parlamentarios, en orden de mayor a menor. Se presupone que Sánchez irá respondiendo uno por uno a todos. Aunque se pretende que la primera votación se celebre a mediodía del domingo 5, esto dependerá de cuánto tiempo dedique el candidato a debatir con los portavoces.

Tras esa primera vuelta, en la que lo esperado es que Sánchez no logre la mayoría absoluta, habrá que esperar 48 horas, hasta el martes 7 de enero, para la segunda sesión. Antes de votar, el secretario general del PSOE tendrá otros 10 minutos para pedir el respaldo de la Cámara y los representantes de los grupos, cinco cada uno.

En el caso de que Sánchez fracasara y no se lograse una alternativa viable en los siguientes dos meses, el rey disolvería, de nuevo, las Cortes, y se convocarían, una vez más, elecciones generales.