La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha admitido este jueves que algunos sectores de la patronal no están a favor de la derogación del artículo 52 apartado 'd' del Estatuto de los Trabajadores, que permite el despido por acumulación de bajas médicas, pero ha precisado que son "minoritarios".

"Tenemos obligación de legislar para corregir lo que ya es fuente del derecho europeo", ha resaltado la ministra, tras afirmar que respeta las declaraciones de algunos representantes de la CEOE, pero no las comparte y son "absolutamente minoritarias".

La CEOE y Foment del Treball aseguran que lucharán por evitar la derogación

Así lo ha señalado la ministra en un encuentro con los medios después de la reunión que ha mantenido con representantes de la Confederación Empresarial Española de Economía Social (CEPES) y tras preguntarle por las declaraciones del presidente de la patronal catalana Foment del Treball y vicepresidente de la CEOE, Josep Sánchez Llibre, que ha mostrado su oposición a la derogación de este artículo y ha señalado que luchará para intentar evitarlo.

En la misma línea, el también vicepresidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, acusó ayer al Gobierno de generar "alarma social" con la derogación del despido por baja justificada e insistió en que "ningún empresario está despidiendo por enfermedad".

La ministra de Trabajo anunció este miércoles que la derogación del artículo 52 apartado 'd' del Estatuto de los Trabajadores se aprobará en el Consejo de Ministros de la próxima semana.