"De repente hemos empezado a notar que habíamos descarrilado, a ver polvo por las ventanas, las maletas se han empezado a caer y se ha ido la luz", es el testimonio de Malores Fernández, una de las pasajeras del tren siniestrado a primera hora de la tarde de este martes entre Carbajales e Hiniesta (Zamora).

El tren cubría la línea Ferrol-Madrid cuando un vehículo ha caído a la vía desde un paso superior, provocando la colisión y el descarrilamiento de la locomotora, mientras que el resto de los vagones han quedado en pie.

Por eso, los viajeros cuentan que la sensación del accidente ha variado en función de su situación en el tren. Loreto González explicaba en Más Vale Tarde que tuvo la suerte de estar en los vagones de cola: "Notaba frenazos y, desde luego, sabía que algo raro estaba pasando. En cambio, la gente que estaba en los primeros vagones sí que hubo un poco de pánico, gente gritando y alguna persona se dio un golpe".

González ha señalado que al salir del vagón, "vi cómo estaba el tren, en función de como yo lo había sentido a como lo vi y dije: 'Ostras'"

"Una turbulencia"

Coincide con Patricia, que en la Cadena Ser ha contado que en el vagón iba han notado "poco más que una turbulencia y que el tren se paraba". Al salir del tren por sus propios medios gracias a que los vagones han quedado en pie han podido ver que hasta la zona se había trasladado equipos de emergencias que han seguidos los protocolos por el coronavirus.

Los 158 viajeros han llegado finalmente a Madrid después de haber sido trasladados hasta Zamora en varios autobuses y desde allí han seguido elviaje en tren hasta la capital.