Pablo Iglesias presentaba su libro 'Nudo España', escrito al alimón con Enric Juliana, cuando una decena de encapuchados irrumpieron en la Casa del Libro envueltos en banderas de España.

Parece que quieren participar en el debate, compartir sus inquietudes con Iglesias y el resto de la concurrencia: "Hijos de puta, viva España".

Tras unos minutos, los trabajadores de la librería consiguieron sacar a los ultras, que esperaron en la calle la salida del secretario general de Podemos. Allí, despliegan todo su repertorio contra Iglesias. Este martes todos los partidos han condenado lo ocurrido.