El secretario general de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, ha comunicado al presidente del Gobierno en funciones y candidato a la investidura, Pedro Sánchez, que está dispuesto a no formar parte del Gobierno de coalición con la condición de que no haya más vetos ni excusas para formar la próxima semana un gobierno conjunto entre las dos formaciones. Así se ha expresado Pablo Iglesias a través de un vídeo que ha publicado en su cuenta personal de Twitter.

"No debo ser la excusa del PSOE para que no haya un gobierno de coalición de izquierdas. Estar o no en el Consejo de Ministros no será un problema siempre y cuando no haya más vetos y la presencia de Unidas Podemos en el Gobierno sea proporcional a los votos", ha escrito Iglesias en la red social. Además, ha aprovechado dicho vídeo para detallar el porqué de su decisión a echarse a un lado: subraya que los nombres de su partido en el Ejecutivo de coalición los elegirá, "lógicamente", su formación.

 

También ha destacado que ha transmitido esta posición a Pedro Sánchez y que ha encargado al responsable del comité negociador de pactos, Pablo Echenique, que traslade al PSOE su "voluntad de negociar ya un gobierno de coalición de izquierdas" y "un acuerdo integral", con programa y equipos, "para sacar adelante la investidura la semana que viene".

En este sentido, Iglesias ha asegurado en el mensaje que "España necesita ya un gobierno de coalición de izquierdas que asuma que los derechos sociales deben ser el eje de gobierno. El PSOE dice que el único escollo que evita ese gobierno soy yo, he estado reflexionando estos días y no voy a ser la excusa para que el PSOE evite ese gobierno de coalición".

Numerosos miembros de Unidas Podemos no han tardado en reaccionar al anuncio de Pablo Iglesias, si bien han dejado claro que la decisión del líder de la formación morada tiene un precio: no más vetos ni líneas rojas a miembros de la dirección de Unidas Podemos. La portavoz del partido, Noelia Vera, dice estar "orgullosa" de esa decisión y que demuestra "altura de miras". Para Julio Rodríguez, "la excusa del escollo ya no vale" y que, con la renuncia de Iglesias, se verá ahora "la reacción de los defensores de la democracia".

El PSOE, por su parte, ya ha ofrecido una primera reacción a la decisión de Iglesias. Según han señalado fuentes socialistas a laSexta, el presidente del Gobierno en funciones "escuchará las propuestas y decidirá el equipo". Y en esta línea, han precisado: "Sin vetos ni imposiciones podemos llegar a un acuerdo. Empecemos por los contenidos. Primero programa y luego el Gobierno". Poco antes, el diputado del PSOE en Guipuzkoa Odón Elorza ha valorado de forma positiva en Twitter la decisión de Iglesias. "Mucho acierto", ha expresado en la red social.

 

Iglesias era el principal "escollo" para Sánchez

El anuncio del líder de la formación llega sólo un día después de que Pedro Sánchez dijera en su entrevista de Al Rojo Vivo que la presencia de Pablo Iglesias en el Consejo de Ministros era el principal escollo para formar un gobierno de coalición, como puedes ver en este vídeo. El paso a un lado de Iglesias puede ayudar a desbloquear las negociaciones entre ambas formaciones para llegar a un acuerdo.

Esto haría que Unidas Podemos sí votase finalmente a favor de investir a Pedro Sánchez. Sin embargo, a los socialistas no les basta con el apoyo del partido morado para conseguir la presidencia del Gobierno. Esto es, al PSOE le faltan más apoyos. El PP y Ciudadanos ya han dejado claro que no se moverán a la abstención, y no se abstendrán en las votaciones. Pero quienes sí se han mostrado más dispuestos a permitir la investidura son los diputados de Junts per Catalunya, que también han aprobado la decisión de Iglesias de renunciar a estar en el Consejo de Ministros.